Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INCERTIDUMBRE SOBRE LA REORDENACIÓN DEL PRADO

El triunfo de los jóvenes

Son arquitectos jóvenes, menores de 40 años, y "gentes de concurso". Tanto los españoles Alberto Martínez, de 35 anos, y Beatriz Matos, socios y matrimonio, y profesores de Proyectos en la escuela de Madrid, y los suizos Jean-Pierre Dürig y Philippe Rámi tienen una amplia lista de asistencia y premios en concursos de ideas y de edificios."Estamos muy contentos pero un concurso sin primer premio es una tristeza, por el, trabajo de gentes y meses que no se valora", declaró ayer Alberto Martínez. La propuesta del equipo atiende al "respeto del entorno urbano para recrear un auténtico salón urbano entre los edificios del museo ampliado. La idea central es la gran plaza, una plataforma urbana, con espacios para los servicios del museo y públicos y un nuevo edificio en el claustro de los Jerónimos, con una conexión subterránea".

El equipo a construido una fábrica en Oñate y viviendas en Basauri, Móstoles y Vallecas (Madrid) y tiene premíos de Europa y el Andrea Palladio. "Nos interesa una arquitectura con carácter cultural, no la de promoción que se hace rápidamente".

Muchas preguntas

A las seis de la tarde de ayer, Dürig y Rámi no habían recibido ninguna comunicación oficial en su estudio de Zúrich, y sólo conocían la noticia a través de los familiares españoles de uno de ellos, informa Adela García-Herrera. Jean-Pierre Dürig manifestó que el fallo del concurso del Prado le sugería "más preguntas que respuestas, cuestiones tales como por qué un jurado con tantos arquitectos famosos no ha sido capaz de encontrar un proyecto que merezca claramente el primer premio".Los suizos Jean-Pierre Dürig (1958) y Philippe Rámi (1955) se han curtido en multitud de concursos, como un edificio de oficinas en Salzburgo. En 1993 consiguieron el primer premio para el campus de la Universidad de Chipre en Nicosia, y el tercero en el diseño de la terminal portuaria de Jokoharna, en la que el español Alejandro Zaera obtuvo el primer premio.

Dürig, que estudió en la ETH de Zürich -donde ahora imparte clases como profesor visitante-, y Rámi, cuya formación ha sido como delineante y ebanista, se asociaron en 1990. Sus trabajos se han recogido en el volumen Jóvenes arquitectos suizos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de septiembre de 1996