INCERTIDUMBRE SOBRE LA REORDENACION DEL PRADO

Sorpresa y decepción entre los finalistas

"Inverosímil"', "decepcionante", "sorprendente", fueron algunos de los adjetivos utilizados por representantes de los 10 equipos de arquitectos finalistas tras conocer el fallo del jurado. "El concurso es secreto, y todavía no he recibido la notificación del jurado donde se me comunica el fallo junto con un análisis crítico sobre el proyecto que hemos presentado. En teoría, mi nombre no debía aparecer en ningún lado y sigue siendo anónimo... ", aseguró Dionisio Hemández Gil. Su nombre, junto con el de los otros finalistas, fue dado a conocer en la conferencia de prensa donde se comunicó el fallo.Este arquitecto expresó su "sorpresa" por el resultado, pero no quiso añadir nada más por temor a verse perjudicado. "Bastante daño me ha hecho ya que mi nombre saliera en algunos medios", alegó.

Más información

"Me ha sorprendido que entre lo proyectos, que se supone son buenos, no se haya sido capaz de sacar uno", aseguró Fernando Pardo Calvo, otro de los finalistas. Para este arquitecto, que se sentía profundamente decepcionado por el resultado, lo mismo que su equipo, la decisión es dura y dificil de asumir. "A mi juicio supone un retraso y, pese a, que tengo una sensación fuerte de pérdida de tiempo, no pierdo la esperanza de que se consiga un gran museo". Su propuesta intentaba enlazar todos los edificios que componen el Prado: "Enlazaba todo como si fueran erupciones de un volcán dentro del desarrollo temporal de la ciudad".

Rafael Moneo, que ayer no pudo ser localizado ni en su domicilio ni en su estudio, parte mañana para Houston, donde tiene previsto realizar un museo.

Eleuterio Población expresó también su desilusión por el fallo: "¡Inverosímil! Después de haber seleccionado a 10 de entre 540 pensaba que cualquiera de los equipos debía de tener cualidades suficientes para que alguno resultara premiado", dijo Población, quien expresó la mala impresión que le había producido enterarse por la televisión del resultado del concurso. "Si sólo éramos 10 podían haberse molestado en comunicamos la noticia lo mismo que han hecho públicos nuestros nombres". Su proyecto potenciaba el respeto del entorno combinando lo ecléctico del museo con la innovación que supone una tecnología muy moderna. Población constató también el desencanto de su equipo tras el esfuerzo realizado y los gastos que: les había ocasionado la presentación al concurso.

Fuera del ámbito del concurso, también hubo muestras de decepción. El decano presidente del Colegio de Arquitectos de Madrid, Luis del Rey, declaró a Efe que el fallo le parece: "una estafa colectiva. La decisión adoptada desacredita este tipo (le concursos". El arquitecto Rafael de la Hoz consideró "inaudito que no se haya encontrado una solución culta y correcta entre tantísimos trabajos de primera categoría". El académico y arquitecto Julio Cano Lasso dijo: "Es sorprendente y triste que haya quedado en nada tanta ilusión, tantas horas de trabajo y tanto dinero que han puesto los profesionales participantes ".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de septiembre de 1996.