Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El libro más grandioso'

El novelista español Javier Marías arrasa en Alemania con su novela Corazón tan blanco, que lleva vendidos 60.000 ejemplares de una tirada de 80.000 y arrancó insólitos elogios de la crítica más feroz. El legendario Marcel Reich-Ranicki, el gran guru de la crítica literaria alemana que no hace mucho tiempo destrozó la última novela del escritor alemán Günter Grass, dijo de Marías: "No hay nada comparable en la literatura contemporánea".El semanario alemán Der Spiegel dedicó hace dos semanas tres páginas de su crítico Hellmuth Karasek a la novela Corazón tan blanco, la calificó de "extraordinaria", y dijo de Marías que "es un asombrosamente hábil constructor de novelas, un ingeniero de los apuntalamientos y de las violentas tensiones de la vida interior de sus figuras". El espaldarazo definitivo para la novela de Marías lo dieron los cuatro críticos que participan en el programa de literatura de más audiencia de la televisión alemana, El cuarteto literario, que emite la segunda cadena de la televisión pública alemana ZDF. Se trata de una especie de tertulia en la que cuatro críticos, encabezados por Reich-Ranicki, que lleva la voz cantante, comentan cinco novelas. Además de Ranickí, participa siempre Karasek, de Der Spiegel, y Sigrid Loeffler, del periódico liberal de Múnich Süddeutsche Zeitung, y un cuarto crítico invitado que varía.

Los cuatro se arrebataban la palabra al comentar la novela de Marias, y parecía como si cada uno tratase de superar los elogios del otro. Loeffler habló de novela "arrebatadora, moderna, cosmopolita, de una visión muy actual, pero asentada en la España de hoy", y destacó su tratamiento del tema del matrimonio, al mismo tiempo que establecía la relación con el mito de Barba Azul. Karasek se refirió a las connotaciones con lady Macbeth del título de la novela, "uno de los libros más grandiosos que he leído en los últimos tiempos".

En esa línea insistió Reich- Ranicki. El feroz crítico abrió el tarro de las esencias: "Una de las novelas más importantes que he leído en los últimos años", "no puedo nombrar a un solo escritor contemporáneo que se aproxime de cerca a su calidad", "si tuviera que nombrar a uno, sería García Márquez". Después expuso Reich-Ranicki que el héroe de la novela es un ente abstracto, el idioma, y añadió: "No me hubiera imaginado jamás que alguien pudiera escribir con tanto contenido, tan divertido y tan interesante sobre el trabajo de la traducción simultánea". Luego el crítico calificó la novela de "arrebatadora". Siguió Reich-Ranicki con un "no vacilo en afirmar que se trata de un libro genial", lo comparó con Dostoievski y concluyó con la recomendación de que "esta obra maestra" debería pasar a ocupar el puesto primero en la lista de libros más vendidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de junio de 1996