Castro tilda de "genocida" la ley que endurece el embargo a Cuba

Azúcar contra el bloqueo. Estos son los nuevos términos en que se plantea la singular y antigua batalla que libran desde hace 35 años los Gobiernos de Cuba y de EE UU. Por lo menos así lo ve el presidente cubano, Fidel Castro, quien el domingo habló por primera vez en público sobre la ley Helmes-Burton, que aprobó recientemente la Administración de Clinton con el fin de recrudecer e internacionalizar el bloqueo económico contra la isla. Castro calificó dicha ley de "brutal" y "genocida", y dijo que ahora el principal arma para enfrentarla es producir más azúcar.El presidente cubano consideró que la ley Helmes-Burton es el último episodio de la política agresiva y hostil de EE UU contra su país, entre cuyos antecedentes están otras leyes, como la de Torricelli, y numerosas medidas que han tratado de asfixiar al Gobierno cubano y rendir a su pueblo por hambre. Sin embargo, Castro afirmó que la voluntad de Cuba por resistir es superior a los deseos del "imperialismo" por estrangularlos.

El mandatario cubano visitó una central azucarera en la provincia oriental de Las Tunas, 700 kilómetros al este de La Habana, y allí, ante un auditorio de obreros y campesinos, dijo que ahora el principal arma con que contaban los cubanos era producir más azúcar y "cumplir los planes de este año". Castro informó que cuando aún falta un mes para que concluya la cosecha de este ano, el próximo jueves la isla llegará a los 3,3 millones de toneladas de azúcar, la misma cifra lograda en la última zafra, que fue la más baja de la historia de la revolución.

En aquella ocasión, el presidente cubano calificó dicho resultado de "desastroso", y explicó que la revolución se jugaba "el todo por el todo" este año, pues, en caso de que la producción de azúcar -la principal fuente de exportaciones del país- no se recuperase en 1996, el futuro de la isla quedaría seriamente comprometido. Ante dicha coyuntura, las autoridades permitieron que varios bancos y empresas extranjeras financiasen con más de 300 millones la zafra cubana para asegurar el suministro de productos básicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de abril de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50