Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vicente Verdú gana el Premio Anagrama de ensayo con un estudio de la sociedad americana

En 'El planeta americano' el autor apela a la resistencia a la colonización cultural

El escritor y periodista Vicente Verdú (Elche, 1942) gano ayer el 24º Premio Anagrama de Ensayo, dotado con un millón de pesetas, con la obra El planeta americano, un análisis de la sociedad estadounidense y de la nueva hegemonía de este país en el mundo ante la falta de competencia ideológica. Verdú aseguró ayer en Barcelona que está convencido de que "el presente de Estados Unidos no es más que el espejo de nuestro futuro" a medio plazo y que el libro es una denuncia de la "absurdidad de imitar las maneras de una sociedad que a pesar de parecemos familiar es muy diferente". El escritor y periodista apela en su libro a la resistencia de la sociedad europea ante la colonización cultural americana.

El escritor mexicano Gabriel Zaid (Monterrey, 1934) quedó finalista con Los demasiados libros, una compilación de ensayos sobre el mundo del libro.Realizar un estudio sobre la sociedad americana era para Vicente Verdú una asignatura pendiente que no pudo aprobar después de su primera estancia larga en Estados Unidos, a mitad de la década pasada. "La voracidad por explicar una sociedad que nos parece tan próxima pero que en realidad es muy lejana me impidió escribir el libro después de estar en Estados Unidos en 1984 y 1985. A pesar de haber hablado con muchos intelectuales y pensadores, no llegué a entender aquella sociedad y aquel país. Me faltaban muchas lecturas", explicó.

Ahora, sin embargo, Verdú parece tenerlo todo muy claro después de haber vivido, durante los dos últimos años, en la proviciana Filadelfia, en la costa este de Estados Unidos. "El libro es el producto de un arrebato de fuerzas, de la necesidad de contar aquello que se ha visto y que tiene el valor de acontecimiento en la vida de uno", dijo el autor, quien describió la obra ganadora como un reportaje de ideas en el que se narran los modos de vida, las relaciones sociales, las formas de pensar y especialmente los factores que mueven el subconsciente de los americanos, en el que, según él, "Dios es una fuerza de pulsión".

Dios, con los americanos

"Dios está siempre junto a los americanos", explícó. "El profundo sentimiento religioso de la sociedad estadounidense es algo que choca mucho en Europa y muy especialmente en España, donde se han vivido épocas de auténtico anticlericalismo. En Estados Unidos todo está relacionado con la religión, incluso movimientos sociales como el feminismo y el homosexualismo".La religión y el dinero son las claves para entender a los americanos. Así lo cree Vicente Verdú, quien aseguró haber hecho un esfuerzo para comprender una sociedad tan diferente de la europea pero que a través del cine creemos conocer. "Las cosas no son fáciles de entender; me acostumbré a hacerme dos preguntas para encontrar la clave de lo que no comprendía: dónde está Dios y dónde está el dinero. Sólo comprendiendo la profunda religiosidad y el sentido economicista y mercantilista de la sociedad, de un pragmatismo tal que todo aquello que no tenga una aplicación práctica o un beneficio se elimina, se puede entender cómo es y cómo funciona Estados Unidos".

El planeta americano tiene, según su autor, una doble lectura. Por una parte, la sociedad americana como objeto del reportaje ensayo, y por otra, el propio planeta Tierra como concepto americano. "Si Estados Unidos ya había colonizado el mundo en la década de los cincuenta con las modas, ahora la colonización cultural es mucho más dura tras la caída del bloque comunista y la desaparición de la competencia ideológica. El planeta se está impregnando de los valores americanos", asegura.

Para el autor, ejemplos de esa asunción de valores ajenos por parte de la sociedad europea son la tendencia creciente de la gente a huir de las grandes ciudades, la instalación de grandes centros comerciales fuera las metrópolis, el uso de coches todoterreno por la ciudad e incluso la misma idea de construcción de la Unión Europa. "Lo que en Estados Unidos es producto del pragmatismo llega a Europa como una moda, como una oleada que día a día se intensifica. Y la verdad es que no veo la posibilidad de que una cultura o un pensamiento pueda hacer frente a otro si el primero está en inferioridad económica".

Verdú apela en su libro a la resistencia, a que los europeos, como hacen los franceses, se opongan a la invasión americana del planeta. "La ciudad de Barcelona es un ejemplo perfecto de resistencia, muy probablemente gracias a los Juegos Olímpicos, pero muchas ciudades españolas están sucumbiendo en su concepción a las formas americanas. Es fundamental no rendirse ante la fatalidad de un planeta americano", clama el escritor y periodista, quien asegura no entender que no exista un proyecto de convivencia y que se deje actuar a las fuerzas de las naturaleza sin proceder a una intervención que frene la colonización. "Es verdaderamente un desastre".

El autor mezcla en El planeta americano elementos sociológicos y visiones subjetivas de la sociedad americana y apoya sus tesis con datos. El libro, que no alcanza los 200 folios, saldrá al mercado después de Semana Santa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de marzo de 1996