Entra en Croacia rumbo a Bosnia el primer contingente norteamericano de combate

El despliegue de las primeras tropas estadounidenses de combate, paralizado por la nieve y la densa niebla que azota el norte de Bosnia-Herzegovina, ha comenzado por tierra, a través del ferrocarril. Un tren con 130 soldados, cuatro carros de combate M-I Abrams y 13 blindados tipo Bradley cruzó ayer la frontera húngaro-croata a primera hora de la tarde, rumbo al límite de Croacia con Bosnia.

Más información

En un lugar del río Sava no revelado, probablemente cerca de Orasje, los soldados norteamericanos prepararán los dispositivos de seguridad necesarios para que en los próximos días los ingenieros construyan un puente sobre este río, para permitir el paso de hombres y material. Con los partes meteorológicos garantizando mal tiempo en Tuzla para los próximos cinco días, la ruta terrestre gana protagonismo.Este camino obligaría a las tropas norteamericanas a cruzar por territorio serbobosnio, tal vez a través del mismo corredor de Posavina, que en su parte más estrecha tiene cinco kilómetros. Pese al evidente retraso en el despliegue de las tropas, que en 16 días debe estar completado, no hay preocupación entre los mandos norteamericanos. "Estarnos en una misión de paz, no de guerra, el tiempo no es importante, lo prioritario es la seguridad de la misión", asegura el coronel Neil Patton. Por ello ayer un avión C130 Hércules de la Fuerza Aérea de EE UU, optó por no aterrizar en Tuzla tras sobrevolar su aeropuerto y regresó a su base en Alemania. Para ayer estaba prevista la llegada de 800 soldados y un numero no determinado de helicópteros. Este fallido aterrizaje deja, además, el puente aéreo en dificultades, pues el Hércules transportaba material capaz de guiar un avión a tierra sin importar las condiciones.

En otras zonas de Bosnia-Herzegovina la llegada de tropas prosigue su goteo. Las primeras unidades de artillería británica ya están en Gornji Vakuf. Helicópteros Sea King con camuflaje ártico, tipo cebra, los han transportado desde Split. Suspendidos en el aire. Un modo eficaz de evitar las carreteras, que en esta zona están casi intransitables y muy peligrosas.

Entre los mandos de lfor (Implementation Force), nombre oficial de misión de la OTAN en Bosnia-Herzegovina, existe un pánico a las bajas por accidente. Las carreteras y las minas se consideran en estos momentos los dos principales enemigos.

Reunión parlamentaria

Mientras, cerca de Pale, en Jahorina, al lado de la montaña bombardeada por la OTAN a finales de agosto, pues albergaba un importante centro de comunicaciones militares, se reunió ayer a puerta cerrada el autoproclamado parlamento serbobosnio. 56 diputados fueron los encargados de analizar los acuerdos de Dayton y escuchar el informe de la delegación serbobosnia que acudió a aquella ciudad norteamericana el mes pasado. Los diputados rechazaron pronunciarse de forma inmediata sobre lo acordado en Dayton. Sin embargo, el parlamento acordó por unanimidad autorizar a sus dirigentes a alcanzar un acuerdo con la fuerza de paz IFOR para su despliegue por territorio serbobosnio.Antes del inicio de la reunión muchos diputados no ocultaban su descontento, no sólo por el acuerdo de Dayton sino también por el modo con que su líder Radovan Karadzic ha conducido los meses finales de la guerra. Se descarta a corto plazo una destitución o dimisión de Karadzic, ya que le dejaría inerme ante el Tribunal Internacional de La Haya. Karadzic desea pilotar la política serbobosnia hasta las elecciones, es decir, seis o nueve meses

Esta reunión del Parlamento podría haber complicado gravemente la aplicación del plan de Dayton y el despliegue de las tropas de lfor. Un voto negativo o una petición al Ejército serbobosnio de que no abandone los barrios de Sarajevo hubiera significado el peor escenario posible.

El aplazamiento de su decisión bien podría considerarse una derrota para Karadzic, quien en los últimos días ha realizado campaña pública a favor del acuerdo. El líder serbobosnio ha comenzado a hacer hincapié en la construcción de un nuevo Sarajevo serbio, tal vez en Pale.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de diciembre de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50