Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por amor al tango

El pasado 23 de mayo, el presidente argentino Carlos Menem recibió en audiencia privada a Moon, que llegaba por tercera vez al país. Todas las voces oficiales negaron públicamente durante ocho días que hubiese habido entrevista. El representante de la secta en Buenos Aires advirtió. que tenía fotos, y Menem tuvo que admitirlo: "Me pidió el doctor Lacalle, ex presidente de Uruguay, en nombre de Moon, que lo recibiera. Quería conocerme personalmente y transmitirme algún tipo de inquietud. Me felicitó por las elecciones, me dio el pésame por la muerte de mi hijo y me anunció inversiones".La secta Moon fue denunciada en Argentina por actividades que inició, a fines de 1979 en la dictadura militar, cuando militaban en ella los generales ultraderechistas Genaro Díaz Bessone, Osirís Villegas y Miguel Mallea Gil. En estos 16 años se calcula. que Moon ha logrado captar a unos 15.000 argentinos, pero sólo 500 son miembros con dedicación exclusiva.

La secta controla también dos poderosas organizaciones, la Asociación Pro Unidad Latinoamericana (Aula) y Causa, encargadas de reunir en seminarios y conferencias a ex jefes de Estado, candidatos a serlo, jefes militares y dirigentes civiles. El colombiano Antonio Betancourt, de 51 años, secretario general de Aula, resume: "Se trata de la construcción del reino de los cielos en la tierra". [En una asamblea de Aula en Madrid en 1986, el, segundo de ]N4oon, coronel Bo Hi Pak, explicó así el interés de la iglesia de Moori por Iberoamérica: "Me gusta el tango". Entre los participantes en reuniones de Aula figuran Adolfo Suárez, Jacques Soustelle -líder de la organización terrorista ultra OAS-, Giscard d'Estaing o Mario Vargas,Llosal.

Según Betancourt, el reverendo cree que Jesús vino a restaurar el mundo, pero fracasó al vincularse con los pobres y las prostitutas: por eso Dios envió un nuevo Mesías -el. propio Moon- a luchar contra la encarnación de Satanás, el comunismo. Moori optó por edificar un gigantesco poder económico. Un directivo del diario uruguayo. Últimas noticias, de la secta, aseguró en Le Monde en 1985 que "si bien las principales inversiones se concentraban en Corea del Sur, Japón y Estados Unidos, no hay país occidental donde Moon no tenga intereses". Entre 1976 y 1984, la rama japonesa de la secta transfirió 800 millones de dólares a Estados Unidos.

Sus principales inversiones en el cono sur Se concentran en Uruguay, donde posee los principales hoteles del país, un banco, la mayor- imprenta y un periódico. La trama. uruguaya ocupa 10 páginas del libro El imperio Moon, de Jean François Boyer. En Argentina participa en industrias agropecuarias, pesqueras, medicinales, alimentarias, en astilleros, y empresas vinculadas a comunicación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de noviembre de 1995