Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía se juega hoy la alianza con la Unión Europea

XAVIER VIDAL-FOLCH, ENVIADO ESPECIAL, Turquía se juega hoy su orientación proeuropea en una votación. La primera ministra, Tansu Çiller, militante del estrechamiento de lazos con la Unión Europea (UE), somete su Gobierno de minoría centroderechista a la confianza del Parlamento. Si la consigue, podrá proseguir su programa democratizador, simbolizado en su propuesta de modificar la ley antiterrorista, un requisito para que el Parlamento Europeo (PE) apruebe antes de final de año la unión aduanera UE-Turquía. Si fracasa, lo más probable es que se convoquen elecciones anticipadas: con el Parlamento cerrado, las reformas no llegarán a tiempo y Europa se, alejará, quizá en beneficio de los, fundarnentalistas islámicos.

Çiller no lo tiene seguro. Cuatro diputados de su centroderechista Partido de la Recta Vía (PRV) votarán en contra. Sólo cuenta con los votos de sus 177 fieles, los 10 del Partido de la Izquierda Democrática (DSP) -uno de los dos grupos socialdemócratas, encabezado por Bulent Ecevit- y los 17 nacionalistas ultraderechistas de Alparslan Túrkés. En total, 204 de los 428 parlamentarios.

Pero la fragmentada y un poco caótica vida parlamentaria puede acudir en su ayuda. "Apoyaré al Gobierno de Çiller como apoyaría a cualquier otro para evitar la entrada en periodo electoral" y poder llegar a tiempo de completar las reformas indispensables para que el PE dé su visto bueno a la unión aduanera, manifiesta el desbancado líder del otro grupo socialdemócrata, Murat Karayalçin.

Las infidelidades de voto decidirán. El grueso del segundo gran grupo -el Partido de la Madre Patria, del área derechista- no quiere dar tregua a la primera ministra. Pide elecciones anticipadas. Las dos derechas y las dos izquierdas están, así, divididas.

Si Çiller sigue, la incertidumbre, desde el punto de vista europeo, está despejada, aunque "a veces las exigencias" de reformar esta democracia heredera del golpe militar de 1980, "cuando son expuestas en tono altanero, nos molestan", indica Ioanna Kuçuradi, consultora en derechos humanos de la primera ministra.

La eurocámara está presionando. Antes de aprobar, en diciembre, la unión aduanera firmada por los Gobiernos de los Quince, quiere asegurarse de que ha sido modificado el artículo 8 de la ley antiterrorista. Éste permite a los tribunales encarcelar a quienes realicen "propaganda separatista". Seis ex diputados kurdos siguen en prisión en aplicación de este artículo, acompañados de decenas de intelectuales y periodistas. La propuesta es sustituir las penas de prisión por las de privación de derechos cívicos.

Pero si es verdad que este artículo no ha sido aún modificado, también lo es que Turquía ha dado este año numerosos pasos para limpiar sus instituciones de las adherencias de la dictadura. Ha reformado 14 artículos de la Constitución heredada de los militares. en el sentido de ampliar el derecho de asociación, liberalizar la sindicación de funcionarios y regular los enormes poderes del Tribunal Constitucional de modo favorable a los ciudadanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de octubre de 1995

Más información

  • La primera ministra Tansu Çiller se enfrenta al voto de confianza del Parlamento