Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vargas Llosa, Kross, Saramago y Claus, entre los favoritos al Nobel de Literatura

La Academia sueca anunciará mañana el nombre del ganador

La Academia sueca dará a conocer mañana el nombre del ganador del premio Nobel de Literatura de este año. El sistema de nominación hace que muchos candidatos aparezcan una y otra vez en el reducido núcleo de los elegibles. Entre los favoritos para el galardón, más prestigioso de las letras vuelven a figurar escritores hispanos como Carlos Fuentes y Mario Vargas Llosa. Pero este año también, suenan el estonio Jaan Kross, Hugo Claus, Saramago o Janet Frame.

En principio, nadie, salvo los miembros de la Academia sueca, conocen el nombre del elegido que no necesariamente debe ser una sola persona, ya que en la historia del premio se ha otorga do compartido en cuatro oportunidades. Él año pasado el premio recayó en el japonés Kenzaburo Oé.La nómina de favoritos para este galardón, que además del máximo prestigio tiene una dotación de unos 126 millones de pesetas, incluye este año algunos nombres menos conocidos. Hay, sin embargo, candidatos que cuentan con razonables posibilidades y entre éstos destaca el nombre de Jaan Kross, un escritor estonio poco conocido en Europa, pero con una Vasta producción narrativa de cuentos y novelas impregnadas de la turbulenta historia de su país, de la que él ha sido protagonista y que lo llevó a las cárceles en Tallin en tiempos de Hitler y al destierro en Siberia bajo el régimen estalinista. Kross ha publicado una antología de cuentos Haleluya, y novelas como La conspiración, Novela sobre Rakvere, Entre tres pestes, casi todas relacionadas con la situación de su país bajo el dominio soviético.

Si se admite que el acontecer político, si bien no es determinante, siempre ha influido indirectamente en la elección del Nobel, el nombre del escritor estonio aparece en esta oportunidad con más probabilidades. A la especial atención que Suecia tiene por los países bálticos, se agrega en este caso la calidad de la obra de Kross.

Pero también han circulado con insistencia los nombres de Jorge Amado, José Saramago y Antonio Lobo Antúnez como representantes de dos países y una misma lengua, la portuguesa, que nunca recibieron el Nobel de Literatura. Además de estas "pistas", los nombres de Carlos Fuentes, Vargas Llosa, Naipaul, Hugo Claus, Janet Frame, el poeta chino, Bái Dao, y -Salman Rushdie vuelven a estar presentes.

Un aspecto que ha concitado desde siempre el interés de los críticos literarios tanto como el de los lectores comunes es el de los motivos, explícitos e implícitos, que gravitan en la elección de la Academia sueca. El famoso testamento de Alfred Nobel estipuló, respecto al premio de Literatura, que debería ser adjudicado a "la obra más notable de tendencia idealista", una especificación bastante ambigua que aparentemente no presuponía la opción de un género o tendencia literaria, sino más bien que apuntaba a una exaltación de valores éticos y humanos.

En cualquier caso, las directivas legadas por Nobel a los encargados de adjudicar el premio fueron lo suficientemente amplias como para que en el ejercicio de esa libertad, la Academia sorprendiera con algunas elecciones y con omisiones que ni críticos ni lectores pudieron explicarse nunca.

El otro fenómeno que ha llamado la atención ha sido que de 92 premios adjudicados sólo ocho correspondieron a mujeres. La especialista en literatura Ingeborg Nórdin-Hennel sostiene que los académicos han tenido en cuenta en términos generales factores de nacionalidad, idiomáticos, de raza, pero que aún así las mujeres han sido perdedoras, a pesar de los recientes premios a Nadine Gordimer y Toni Morrison.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1995