Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona será escenario de una gran muestra sobre la historia del cine

El Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) prepara para el próximo mes de octubre una gran exposición sobre la historia del cine. La conmemoración del centenario del nacimiento del séptimo arte ha sido concebida por el comisario de la exposición, Jordi Balló, como una inmersión del espectador en una gran película compuesta, en realidad, por multitud de situaciones, sonidos e imágenes de esos 100 años. Más de 1.000 documentos estarán, a disposición del visitante en los 3.800 metros cuadrados que ocupará la exposición.Será, en el fondo, como entrar en el cine, explica Balló. El visitante que acuda a contemplar El siglo del cine, título de la exposición, se encontrará en el vestíbulo del CCCB con una pantalla gigante por la que desfilará un montaje de fragmentos de los mejores títulos de créditos de la historia del cine. Es sólo una invitación. Traspasada la puerta que da acceso a la exposición propiamente dicha, comienza uno de los siete ámbitos de que consta esta exhibición, que promete ser una de las estrellas de la temporada y que cuenta además con la colaboración del cineasta Manuel Huerga.

Siete ámbitos

Los siete ámbitos -perfectamente diferenciados en cuanto a estética, diseño y planteamiento teórico- responden a otras tantas maneras de enfrentarse al hecho cinematográfico. Con un montaje ideado por Ramon Pujol y con diseño gráfico de Josep Bagà, el viaje cuenta con estas siete estaciones: Los argumentos; Un arte visual, El espacio arquitectónico; La partitura sonora; Una mitología; Instintos básicos; Una industria de prototipos.Sobre el papel, los títulos pueden resultar más o menos atractivos. Pero, por ejemplo, La partitura sonora será, en realidad, un gran túnel oscuro por donde circulará -y podrá hacer parada- el visitante, y donde disfrutará de los "sonidos más característicos de todos los géneros cinematográficos"; es decir, golpes, diálogos, música, e incluso silencios. El espacio arquitectónico permitirá caminar sobre una gran calma -¿alguien discute el importante papel de la cama en el cine?- y ver fotografías de camas míticas de la historia, entre otros caprichos. Manuel Huerga ha preparado en Instintos básicos varios montajes cinematográficos que suponen un repaso del papel de los gestos y los modelos de gestualidad: gritos, llantos, abrazos, golpes.

La mayor parte de las fotografías y documentos que se podrán ver en la exposición procede de la Kobal Collection, y también de otras colecciones, como Cahiers du Cinéma y la Filmoteca Española.

La exposición está, por otra parte, complementada con otras actividades que se desarrollarán en la capital catalana. Entre ellas destacan cuatro Escenarios de cine, que convertirán en lugares cotidianos de la ciudad, como el Museo de Zoología y las alcantarillas de la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de septiembre de 1995