Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un guardaespaldas de Jean Seberg asegura que la actriz fue asesinada por mafias de la droga

El libro de Guy-Pierre Geneuil sale a primeros de septiembre en Francia

La actriz estadounidense Jean Seberg fue hallada muerta en el interior de un coche, el 8 de septiembre de 1979. Suicidio, dijeron los familiares, la policía y la justicia. Jean murió asesinada" dice hoy Guy Pierre- Geneuil, entonces guardaespaldas de la actriz y ahora autor de Jean Seberg, ma star assassinée (Mi estrella asesinada), un libro que estará en las librerías francesas dentro de pocos días. La autopsia reveló que los barbitúricos le habían causado la muerte, pero también que había ocho gramos de alcohol en su sangre. Una dosis letal que, según él, le fue inyectada.Para Geneuil hay muchas incongruencias entre los datos de la investigación policial y las conclusiones: "A Jean la encontraron desnuda, dentro de su coche, mal aparcado en la calle del General Appert, cerca de su apartamento", dice. Llevaba varios días muerta y la autopsia dejó datos reveladores: "Ocho gramos de alcohol en la sangre es una dosis letal, incluso para alguien que bebía de como ella. En cualquier caso, en el interior del coche no había ninguna botella de alcohol. Con ocho gramos no se puede andar. No hace falta ser Sherlock Holmes para comprender que una conclusión se impone". Geneuil deja que sean los otros los que lo digan: el alcohol le fue inyectado.

Pesadilla

La vida, de Jean Seberg es un cuento de hadas que acaba en pesadilla. A los 17 años fue elegida por Otto Preminger tras una selección en la que intervinieron 18.000 actrices jóvenes desconocidas que querían ser Juana de Arco. Luego el propio Preminger la querrá para Bonjour tristesse, su adaptación de la novela de Franoçoise Sagan. En 1959, un joven debutante llamado Jean-Luc Godard la convence para ser la chica de Jean-Paul Belmondo en A bout de souffle. En Francia conoce también a Romain Gary, diplomático y escritor, con el que se casa. En 1964 Robert Rossen la convierte en una joven sensible, desquiciada, depresiva y ninfómana en la extraordinaria Lilith. Pero a Jean su carrera le preocupa mucho menos que su vida, y ésta tiene muchos puntos de contacto con la de su personaje en el filme de Rossen.Su Pareja con Gary, que le lleva veinte años, se convierte a menudo en triángulo. De lowa a París, todo parece haber ido demasiado deprisa.

"A finales de los setenta Jean iba a menudo a Argelia. Un día, medio en broma, me dijo que igual acababa siendo la esposa del presidente de aquel país. Era muy amiga de Buteflika, el ministro de Exteriores argelino y número dos del régimen, el hombre que parecía destinado a sustituir al coronel Bumedian en el poder", explica Guy-Pierre Geneuil. Buteflika cayó en desgracia poco después de la muerte de Jean y fue apartado del poder por otro coronel, Chadli Bendjedid con el pretexto, basado o no en hechos, reales, de haberse a apropiado de fondos del Estado. "Pocos días antes de morir Jean, que seguía manteniendo muy buena relación con Romain aunque llevaban tiempo separados, le envía una carta que es una llamada pidiendo socorro. Jean dice estar presa en el engranaje de la mayor red argelina de tráfico de drogas". Gary se puso en contacto con, Jacques Chirac, del que era amigo, para que averiguase que había de cierto en los temores de su ex esposa. No hubo tiempo material de llevar a cabo pesquisa alguna, y luego, según Geneuil, primaron las conveniencias políticas.

Dos tentativas de suicidio y frecuentes depresiones hicieron que las palabras de Jean Seberg no mereciesen la urgencia que reclamaban. Geneuil repite también" que los gaullistas no quisieron remover el asunto precisamente porque el poder argelino estaba detrás. La mala salud mental de Jean, sus amores con Buteflika, su hipotética relación con el universo del tráfico de estupefacientes, la complicada vida esquizofrénica del Propio Romain Gary, la sucesión de Bumedian: todo se entremezcla.

Para Christophe Drian Court, periodista en France Soir, conviene recordar que el FBI también contribuyó a desequilibrar a Jean difamándola. "En la época en que vivía con Romain, en un momento en que estaba encinta, filtraron que el embarazo era fruto de sus relaciones con un lider de los Panteras Negras. Sus simpatías políticas se convertían así en un asunto de cama". Romain Gary se querelló contra Newsweek por publicar el infundio. La criatura murió a las pocas horas de nacer, según parece, víctima inocente de los trastornos vividos por Jean.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de agosto de 1995