Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Austeridad y pasión en el reparto de los Goya

Las películas de Uribe, Aranda y Garci, grandes favoritas de los premios

El sentimiento se ha apoderado del cine español. Tres pasiones acaparan hoy la novena edición de los premios Goya, concedidos por la Academia del Cine. El amor entre un terrorista y una joven drogadicta alimenta las candidaturas del filme Días contados, de Imanol Uribe; la lujuria de una turista española en su encuentro con un "trozo de cielo" en Turquía arrastra a 12 posibles premios a La pasión turca, dirigida por Vicente Aranda, y la ternura de unas monjas por la nostalgia y la fe sitúa a Canción de cuna, de José Luis Garci, en los altares con sus 11 candidaturas. Dios mil profesionales acudirán hoy en Madrid a la ceremomia que pretende confirmar la renovación anunciada por el nuevo presidente de la Academia, José Luis Borau.

MÁS INFORMACIÓN

La actriz María Barranco recibirá a los académicos en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid bajo un cielo estrellado creado por el decorador Julio Galán, para una ceremonia con 50 millones de pesetas de presupuesto, con guión de David Trueba y Jordi, Beltrán, y dirección de Manuel Huerga, realizador de las retransmisiones de las galas de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.El presidente de la Academia abrirá el fuego con un discurso de bienvenida. Para Borau, esta edición será "más austera, aunque con la presencia especial de los jóvenes artistas. No habrá chistes, pero sí humor. La gente del cine se tiene que sentir orgullosa de lo que hace, porque hacer cine en España es toda una heroicidad Los profesionales deben autorrespetarse y los Goya son el mejor momento para empezar a hacerlo".

Esta IX edición estrena dos nuevos galardones a los intérpretes revelación. El Goya honorífico, único que se conoce antes de la ceremonia, se entregará al veterano director José María Forqué En total son doce las películas españolas que optan a alguno de los 26 premios, pero tres de ellas acaparan las principales categorías Días contados, de Imanol Uribe, bate récords con sus 19 candidaturas, 114 millones de pesetas de recaudación y 206.000 espectadores desde su estreno en octubre. Para Imanol Uribe, su director, "es un premio que tiene especial valor. Me gustaría que me dieran el Goya pero no por vanidad, sino porque te lo dan tus compañeros".

Ésta es la segunda vez que compiten Uribe y Vicente Aran da, éste último con 12 candidaturas por La pasión turca. En la primera ocasión, Amantes derrotó a El rey pasmado. Ahora, premios al margen, La pasión turca ha arrasado en taquilla, con más de 800.000 espectadores y una recaudación. superior a los 450 millones de pesetas. Según Aranda, que no asistirá a la gala "para evitar ver las caras de los que pierden o, en su caso, para no tener que ponerla yo", los Goya "siempre pueden ayudar a una película a recaudar más dinero y a prolongar su carrera comercial".

La última de las tres principales candidatas, Canción de cuna, de José Luis Garci, con 120 millones recaudados y 225.000 espectadores desde el pasado mes de abril, opta a 11 premios.

Entre las demás candidatas destacan El detective y la muerte, de Gonzalo Suárez, con seis opciones a premio, y Los peores años de nuestra vida, de Emilio Martínez Lázaro, con cuatro. La película más taquillera del año 94, la comedia Todos los hombres sois iguales, de Manuel Gómez Pereira, sitúa en la quiniela a su actriz protagonista, Cristina Marcos, y a su equipo de guionistas. También con dos candidaturas participan Todo es mentira, del novel Álvaro Fernández Armero, y Justino, un asesino de la tercera edad, del equipo La Cuadrilla.

Savia nueva

Pasiones al margen, la Academia de Cine parece estar también por una renovación de los candidatos. El nuevo Goya ha facilitado la presencia de jóvenes valores en la quiniela de esta ceremonia. El equipo de Días contados lo puede celebrar, pues casi todo su reparto figura en distintos apartados. Para Ruth Gabriel, candidata a mejor actriz y actriz revelación, "no sólo es una muestra de apoyo a la juventud. Yo apuesto por el reconocimiento de la Academia hacia el trabajo de alguien que carece de trayectoria y, *Por lo tanto, de referencias para quien le tiene que votar". Coque Malla, candidato por Todo es mentira, insiste en que "la renovación es talento, no exclusivamente juventud. Saturnino García -candidato por Justino, un asesino de la tercera edad- es un buen ejemplo: no es un chico joven, pero tampoco es un actor a la antigua usanza. Es original, tiene mucho de renovador... Ahí está lo importante, que es además una cura nueva".

Candela Peña, también con doble candidatura -mejor actriz secundaria y actriz revelación-, insiste en que este premio puede incidir en los productores: "Este Goya viene a demostrar que el riesgo tiene sus compensaciones". "Pertenezo", confiesa la actriz, "a una generación que tiene mucho que decir, pero para eso deben dejarnos paso". Su compañera de Días contados, Elvira Mínguez, está tan contenta por las candidaturas que apenas piensa en el premio: "Es un apartado en el que lo mejor es saber que estás ahí, que te han reconocido. Yo llevo ocho años, aprendiendo, preparándome, y cuando llega un momento como éste ya te sientes suficientemente feliz", confiesa.

Junto a la savia nueva española, la portuguesa María de Medeiros y el francés Vincent Pérez participarán en esta ceremonia marcada por la enésima renovación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de enero de 1995

Más información