El arte contemporáneo existe

"Ahora se da una cierta credibilidad al arte contemporáneo". El galerista Joan Muga, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Galerías de Arte, considera que antes de llegar el proyecto de ley de fundaciones y mecenazgo al Senado "el arte contemporáneo no merecía la confianza, lo que era inaceptable". Las seis asociaciones que reúne la federación, que representa a 220 galerías, consiguieron que el Senado aprobara sus reivindicaciones. El portavoz socialista Juan Iglesias, ponente de la ley, confirma los numerosos intercambios para que la ley refleje las desgravaciones fiscales a todas las "obras de arte de calidad garantizada". "Creo que es un incentivo importante y eso se tiene que notar en el mercado".En el capítulo II, referido al régimen tributario de las aportaciones efectuadas a entidades sin fines lucrativos, se han centrado las polémicas, una vez que el Congreso fijó las deducciones en la cuota en un 20% de las donaciones puras y simples de bienes que formen parte del Patrimonio Histórico Español, que estén inscritos en el Registro General de Bienes de Interés Cultural o incluidos en el Inventario General a que se refiere la ley del Patrimonio Histórico Español. En estos registros figuran las obras de arte con 100 años de antigüedad o valoradas en más de 15 millones de pesetas.

En el dictamen de la comisión del Senado se ha añadido que "igual porcentaje de deducción se aplicará a las donaciones puras y simples de obras de arte de calidad garantizada en favor de entidades que persigan entre sus fines la realización de actividades musceísticas y el fomento y difusión de nuestro patrimonio artístico, y que se comprometan a destinar estas obras a la exposición pública".

En el cómputo de la deducción en la cuota se aplicará sobre la valoración efectuada por la Junta de Calificación, Valoración y Exportación, según la ley del Patrimonio Histórico Español. Como aportación del Senado se añade: "En el caso de las obras de arte que no formen parte del Patrimonio Histórico Español, la Junta valorará asimismo la suficiencia de la calidad de la obra".

La equiparación entre las obras del Patrimonio y las demás, por tanto, contemporáneas, de autores vivos y con valoraciones menores a los 15 millones de pesetas, es el argumento mejor acogido por los galeristas. Para Joan Muga se equipara la obra dé Goya con lade otro artista de hoy, y su donación desgravará un 20% para las personas físicas y un 30% pará las sociedades. "El problema de desconfianza en el arte contemporáneo es grave en este país. Ahora empieza a tener credibilidad".

La galerista Juana de Aizpuru, presidenta de la Asociación Española de Galerías de Arte Contemporáneo, que agrupa 50 centros, y vicepresidenta de la Federación, opina que la ley "puede incentivar el mercado del arte, ya que si se apuesta bien por artistas se pueden dar buenas revalorizaciones". Considera que con las nuevas medidas se va a favorecer a los museos y que el control de la Junta de Calificación, con sede en el Ministerio de Cultura, es necesario para cribar las obras de arte, aunque pide que se incorporen gentes del arte contemporáneo.

El pintor Luis Gordillo, presidente de Vegap, entidad que defiende los derechos de autor de artistas plásticos, diseñadores y fotógrafos, ¿s partidario de las ayudas indirectas, al arte, como ocurre en Estados Un¡dos. "El mercado del arte en España tiene un nivel tan catastrófico que o se toman medidas como las de esta ley o la cosa puede terminar fatal. Si no hay una entrada de dinero en el mercado la vida de artistas y galerías se hace muy difícil. El Estado tiene que ser consciente, aportando desgravaciones fiscales en lugar de ayudas directas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS