Carmen Alborch quiere mayor presencia de arte español y más producción propia

Carmen Alborch está dispuesta a dar un cambio de rumbo al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS). La ministra de Cultura quiere más presencia de artistas españoles en la colección y más producción de exposiciones propias. Ambos objetivos suponen una transformación radical en el MNCARS, que dirige desde hace casi cinco años María Corral. Pero la ministra declaró el sábado en Lanzarote, tras la clausura de los encuentros de galerías de arte, que es ella quien marca las directrices en los museos nacionales y que Corral tendrá que aceptar esas directrices.

Carmen Alborch explicó que el MNCARS necesita entrar en una etapa nueva. "Ya está consolidado. Es el momento de dar un impulso a las producciones propias. Nuestro arte se debe contextualizar en plan internacional. No basta con limitarse a comprar exposiciones en los circuitos internacionales. Eso es tan fácil como costoso. Puede haber servido durante un tiempo, pero ya no".¿Se hará esa transformación con la actual dirección? "Sólo digo que se hará. No he hablado formalmente con María Corral, pero ella conoce perfectamente mis ideas". Alborch añadió que piensa asistir a las reuniones del patronato del Reina Sofía -el mandato de los actuales miembros termina en noviembre-, aunque precisó que no quiere hacer las veces de directora. "Respeto todos los organismos e instituciones, aunque todos tienen que tener claro que sus directrices de funcionamiento las marca la ministra".

Esta iniciativa de la ministra con respecto al MNCARS puede hacer posible la crisis en el centro museístico. Desde la llegada al Ministerio de Cultura de Carmen Alborch, en julio de 1993, era conocida en todo el mundo del arte la incompatibilidad entre ella y María Corral, algo que ambas negaban por separado. Pero de hecho se sabe que Carmen Alborch ha ofrecido la dirección del centro a varios especialistas, aunque ninguno ha aceptado. También adelantó que va a nombrar un subdirector del museo, proyecto comentado con la directora hace un año. "Será un hombre", afirmó ayer, aunque el nombre pronunciado por la ministra, de forma confidencial, lleva desde el mes de junio diciendo que no acepta el cargo. María Corral no pudo ser localizada ayer, al estar fuera de Madrid "sin teléfono", según manifestaron en su domicilio, aunque otras fuentes la situaron en Londres.

La ministra aseguró en Lanzarote que la llamada Operación Picasso por la que intenta comprar a la familia del artista un amplio lote de obra, está todavía en pañales. "Hay personas que por su conocimiento de la obra de Picasso o sus relaciones con la familia están colaborando en la operación, pero no constituyen una comisión". Entre esas personas se encuentran Carmen Giménez ex directora de Exposiciones- José Guirao -director general de Bellas Artes o la galerista Elvira González. Quien no trabaja en el tema es María Corral, la directora del centro al que iría a parar la obra. Y tampoco está, aseguró la ministra, Francisco Calvo Serraller, el anterior director del Prado, que se ocupará junto a Carmen Giménez de montar una exposición titulada Picasso y el Prado, un antiguo proyecto para el mismo Museo del Prado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de septiembre de 1994.