Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Cuba

Las Palmas, Gran Canaria.

En el editorial dedicado por su periódico, el 27 de abril, a la reunion que el Gobierno de Fidel Castro y un grupo de exiliados de limitada representatividad celebraron en La Habana recientemente se afirma que "cualquier intento futuro de solución y de evolución civilizada en Cuba pasa por la reconciliación con el exilio". Es cierto, pero antes pasa por la liberación de los presos políticos (que suman miles), la legalización de la oposición pacífica interna y el restablecimiento de la libertad de expresión.Sin dar estos pasos no es posible llegar a ninguna reconciliación, solución ni evolución civilizada en Cuba. Hasta el momento, incluyendo su reciente encuentro con exiliados, el régimen de Castro sólo ha ensayado fintas para confundir a la opinión internacional y seguir ganando tiempo. Jugada peligrosa, porque, como bien advierte el editorial, "todas las alarmas están encendidas" y la "desesperada situación de los cubanos requiere soluciones urgentes".

El editorial concluye exhortando a EE UU a levantar el embargo, que impide las relaciones económicas de ese país con Cuba. Sin duda, el embargo obstaculiza el camino hacia una solución no traumática de la crisis cubana, sobre todo por el uso político que el castrismo hace de él; pero el obstáculo mayor que obstruye ese camino es el embargo que el Gobierno de Castro impone a las libertades y derechos de los ciudadanos. Este embargo, que el régimen justifica con la existencia de aquél, es el que mantiene económica y políticamente paralizado y aislado al país y lo está conduciendo al estallido social.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1994