Entrevista:

Mario Conde evita pronunciarse sobre razones políticas y supuestas ofertas del Banco de España

El ex presidente de Banesto, eludió buena parte de las preguntas que le formularon los periodistas tras su larga exposición de más de 50 minutos. Mario Conde no quiso pronunciarse, pese a la insistencia, sobre si apreciaba motivos políticos en la intervención de Banesto por parte del Banco de España ni sobre una supuesta oferta realizada por esta institución para que vendiera sus acciones. El banquero fue acusando el cansancio de más de una hora de intenso bombardeo de preguntas, aunque se mantuvo firme y pertinaz, sin salirse del guión marcado en su exposición inicial.

Más información
J. P. Morgan no se suma a la impugnación
"¡Cómo no íbamos a tener problemas!"
Conde contesta a la intervención sólo con un recurso e insiste en que Banesto era viable con su plan
Tres modos de desnudar Banesto
Sáenz comunica a la CNMV que a final de mes hará un primer informe
Portugal estudia retirar a Banesto el derecho de voto en el Totta y Açores
Induráin confía en la reactivación de Banesto
Las alusiones de Conde a los empleados irritan a CC OO
Los valores del banco suben empujados por la euforia general
Los partidos políticos justifican la intervención

Pregunta. ¿Recibió alguna oferta, directa o intermediada por el Banco de España, para vender Banesto antes de la intervención.Respuesta. He dicho en mi intervención que yo no quise vender mis acciones sencillamente porque entendía que mi situación debía ser la misma que la del resto de los accionistas.

P. ¿Por qué no se hizo el tercer tramo de la ampliación de capital el año pasado?

R. Las razones por las cuales no se hizo el tercer tramo fueron, de dos tipos: unas de mercado y otras precisamente del plan de ajuste. En la última fase del año estaban saliendo al mercado emisiones importantes y teníamos que elegir el mejor momento después de haber captado nosotros una cifra muy considerable de fondos. Y, al mismo tiempo, estábamos terminando el plan de ajuste. Como me parece que he podido dejar claro en mi intervención, nos comprometíamos a salir al mercado en el primer trimestre del año 1994, pero nos comprometíamos a anunciarlo públicamente en el mes de enero. Es decir, no se trataba de un compromiso vago.

P. ¿Qué volumen dé créditos se destinó a comprar acciones?

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

R. Supongo que se refiere a la ampliación de capital. La respuesta es cero.

P. Según lo que ha expuesto, Banesto está dentro de los márgenes de riesgo admisibles por la banca internacional. ¿Por qué interviene el Banco de España?

R. Yo sólo le puedo contestar que nuestro plan era sensato, nuestro plan era viable. Y no lo decíamos nosotros solos, también así lo entendió J. P. Morgan, que lo apoyó claramente. Pero piensen una cosa, piensen por favor una cosa: ese plan no sólo estaba avalado por la calidad de unos gestores, detrás de ese plan había una gran participación de capital, porque J. P. Morgan representaba al fondo Corsair, que tiene el 8% del banco; yo, el 4%, y en el resto del consejo hay accionistas muy significativos.

P. ¿Qué habló con Felipe González y José María Aznar?

R. El día 28 por la mañana, aproximadamente a las nueve menos cuarto de la mañana, hablé con el presidente del Gobierno. Simplemente para decirle que tenía en esos momentos intuición, porque, 'si ustedes recuerdan, he dicho por escrito que la primera vez que se me comunicó la posibilidad de intervenir fue el día 28 a las 10 de la mañana; por tanto, en ese momento sólo podía tener intuición de que podrían adoptarse algunas medidas de emergencia sobre Banesto. Expuse mi opinión y el presidente del Gobierno me escuchó. Con el líder de la oposición, señor Aznar, hablé a petición mía, no recuerdo a qué hora, pero, desde luego. después de subir del Banco de España, y lo que le dije es (ahí ya no con intuición, porque tenía información) que podía ocurrir alguna medida de intervención sobre Banesto y le transmití al señor Aznar que entendía que un partido y un líder de la filosofía del PP debían enterarse de qué es lo que estaba sucediendo. Eso es todo. Volví a hablar con el señor Aznar por la tarde. Me llamó el señor Aznar cuando ya la intervención había sido dictada.

P. ¿Ha habido motivaciones; políticas en esta actuación?

R. No puedo decirle, sinceramente, no puedo decirle si existen motivaciones o no de otra naturaleza. Yo vuelvo a insistirles: nosotros, gestores y accionistas, presentamos un plan que creíamos que era lo mejor para el banco, para los accionistas del banco, entre los cuales nosotros nos contábamos de manera significativa. Eso es todo lo que puedo decir.

P. ¿Qué opinión le merece que el nuevo equipo de gestión de Banesto proceda del BBV?

R. El sistema financiero en su conjunto me merece el máximo respeto, y además es que es muy . importante que se tenga respeto al sistema financiero, porque es el sistema de pagos.

P. ¿Cómo se explica usted como accionista que los auditores de Banesto presentaran una cuenta aparentemente limpia en la última junta general de accionistas y que ahora ratifiquen el dictamen del Banco de España?

R. Primero, sobre lo que publicaron en el año 1992, sí lo conozco, sí lo sé y es la verdad. Sobre lo que publica la prensa, la verdad es que no me puedo pronunciar. Me pronunciaré cuando vea lo que publica Arthur Andersen al respecto.

P. ¿Conoce algún otro banco en nuestro sistema al que se le hayan dado excepciones de naturaleza parecida a las que solicitaba en su plan de actuación?

R. Si la pregunta que me hace es durante estos años, ¿conoce, usted algún banco que haya vivido con una situación de recursos propios con un déficit inferior al 20% y que no haya sido intervenido?', la respuesta es claramente sí, Banesto.

P. Cuando el gobernador del Banco de España comunica a Emilio Botín y a Emilio Ybarra la posible, la inmediata intervención de Banesto, ¿esto pudo desencadenar, por información privilegiada, la escalada. de ventas de acciones?

R. No sé si el gobernador del Banco de España habló o no con los señores Botín e Ybarra. De verdad, tengo tal confianza en la honestidad, personal del señor Ybarra y del señor Botín que no me lo puedo creer.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS