Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosa Regàs gana el Nadal con 'Azul', un relato sobre las dependencias del amor

La novela de un joven madrileño sobre la 'ruta del bakalao' queda finalista

La novela Azul, de Rosa Regàs, resultó ganadora ayer de la 50ª edición del Premio Nadal de novela, dotado con tres millones de pesetas y publicado por Ediciones Destino. "Azul trata de las distintas dependencias que crean las relaciones amorosas", manifestó la escritora, "vistas a través de una historia de amor entre un chico joven y una mujer que proceden de distintos ambientes sociales". Rosa Regàs, nacida en Barcelona hace 60 años, trabaja actualmente de traductora para las Naciones Unidas. Quedó finalista la novela de un joven autor madrileño de 22 años, José Ángel Mañas, que centra su acción en la llamada ruta del bakalao. Su título es Historias de Kronen.

MÁS INFORMACIÓN

"Me hacía mucha ilusión presentarme al Nadal", comentaba ayer Rosa Regàs, "porque leí no hace mucho que era el año del cincuentenario y recordé que, cuando era pequeña, las chicas de los cursos superiores de mi escuela comentaban que había ganado la primera edición una chica joven que se llamaba Carmen Laforet".

Ha pasado mucho tiempo desde que, aquel 1944, triunfó Nada, de Laforet. Han pasado 50 años y una larga lista de nombres que han ido prestigiando el Nadal: Carmen Laforet, Miguel Delibes, Ana María Matute, Jesús Fernández Santos, Manuel Vicent, Juan José Millás y un largo etcétera. Algunos de ellos estaban presentes anoche en el hotel Ritz para subrayar este primer medio siglo. Delibes no pudo desplazarse a causa del temporal pero mandó un mensaje en directo a través de Radio Nacional. Ana María Matute intervino después de ser atentida por los servicios médicos: sufrió una caída al entrar en el hotel. El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, presidió la cena.

Relación amorosa

Azul, novela ganadora del Nadal de este año, narra en tercera persona una relación amorosa que se prolonga durante más de diez años. Los protagonistas son una mujer de Barcelona y un chico de Guadalajara. Rosa Regàs la empezó a escribir hace tres años y ha situado la acción básicamente en cuatro escenarios: Barcelona, Nueva York, Cadaqués y la pequeña isla griega de Castellorizo.

"Cuando empecé a escribirla, hace tres años, decidí ponerle Azul, porque a las novelas hay que ponerles título", manifestó Regàs. Al comentarle la coincidencia con la película de Kieslawski, actualmente en cartelera, responde: "Es cierto, y hasta pensé en cambiar el título, pero luego vi que no hacía falta; también hay un libro de Rubén Darío que se llama Azul y un corto de Manuel Huerga. En mi caso, se llama Azul porque hay muchas cosas azules en el libro: está el mar, por ejemplo, y también los ojos azules de la protagonista".

Rosa Regàs se inició en el mundo editorial de la mano de Carlos Barral, en cuya editorial empezó a trabajar recién salida de la universidad y cuando ya tenía cinco hijos. Posteriormente, fundó La Gaya Ciencia, editorial muy popular en la transición con colecciones como Qué es ... la democracia.

Regàs, que vivió a fondo la gauche divine de los años sesenta, comenta: "He situado parte de la acción en Cadaqués, pero no en los tiempos de la gauche divine, sino en una etapa posterior, en los años de la transición. En cualquier caso, no pretende ser una crónica de la gauche divine, sino un marco para situar unos personajes".

En su primera novela, Memoria de Almator, publicada en 1991 en Planeta, Rosa Regàs utilizó la primera persona para narrar unas memorias noveladas en un escenario identificable como el Empordà, donde reside normalmente. "Azul y Memoria de Almator son obras muy distintas", comentó Regàs, "pero lo que tienen en común es ese enfoque de las dependencias que crean las relaciones amorosa".

Rosa Regàs había publicado anteriormente en Destino una guía literaria dedicada a la ciudad de Ginebra, dentro de la colección Las Ciudades. A la actual edición del Premio Nadal se habían presentado un total de 253 novelas. Por otra parte, el Premio Josep Pla de narrativa en catalán, otogado en la misma velada, fue para Dins el darrer blau, de Carme Riera (Palma de Mallorca, 1948), novela histórica sobre la quema de judíos en la Mallorca de 1691. Según la autora, se trata de "una reflexión sobre la intolerancia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de enero de 1994