París, última etapa

"París ha sido la última etapa de una negociación iniciada hace meses", declaró ayer el embajador de Israel en Francia, Yehuda Lankry, al hacerse público que la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) e Israel habían llegado al acuerdo de mutuo reconocimiento.La reunión entre las dos partes se celebró en el hotel Bristol, un lujoso edificio próximo al palacio del Elíseo, residencia oficial del presidente François Mitterrand, y a las embajadas de Estados Unidos y del Reino Unido.

Que la reunión se celebraba en París se sospechó desde el momento en que la Embajada Noruega en Francia reconoció la presencia en la capital gala del ministro noruego de Exteriores, Johan Joergen Holst, el hombre que ha sabido actuar como intermediario durante todo el periodo de la negociación en Oslo.

Más información
La OLP respalda en Túnez la paz con Israel
España se felicita por el "paso histórico" hacia la paz
Un saludable efecto dominó
Primer adiós al Campo del Retorno
La paz empieza a imponerse en la tierra del odio
El Gobierno de Rabin reconoce a la OLP tras un áspero debate con la ultraderecha en el Parlamento

Uri Savir y Zoel Zinger, los dos diplomáticos israelíes que participaron en las conversaciones, llegaron a París el miércoles y se marcharon al día siguiente, depués de horas de discusión en el Bristol hasta llegar al acuerdo con el representante palestino Abu Alaa (Ahmed Koraia).

Según el embajador israelí, las conversaciones se prolongaron hasta el alba debido a lo difícil que resultaba encontrar una redacción adecuada para que la OLP pudiese formular "su renuncia al terrorismo y su condena de quienes lo practiquen", así como "la expresión adecuada para reformar la carta palestina".

En Francia, con una comunidad judía de 750.000 personas y una comunidad árabe que ronda los 3.500.000, la negociación se ha seguido con mucho interés. En una calle en pleno barrio judío de París, un anciano emocionado aseguraba que "esto es el final de una guerra de mil años". Mientras, un joven que escuchaba la radio comentaba con su vecino que "el acuerdo con el terrorista Arafat es tan cobarde como el de Pétain con los nazis".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS