Un agente secreto israelí es asesinado en Jerusalén

Agencias
Jerusalén / El Cairo - 03 ene 1993 - 23:00 UTC

Un agente del servicio de seguridad interior de Israel, la Shin Bet, fue asesinado ayer en Jerusalén. El ministro israelí de Vivienda acusó del crimen a un miembro de la organización integrista palestina Hamas, a la que pertenece la mayoría de los 415 palestinos recientemente deportados por el Estado hebreo a Líbano. Mientras, el Gobierno israelí ordenaba bombardear ayer localidades cercanas al lugar donde se encuentran los desterrados.

El agente secreto, Jaim Nachmani, de 25 años, fue golpeado con un martillo y luego apuñalado mientras realizaba una misión clandestina en la tarde de ayer. "Este asesinato marca una nueva escalada", aseguró el ministro israelí de Vivienda, Bejamin Ben Eliezer. Aseguró que el autor del asesinato era un palestino de la organización integrista Hamas.Por otra parte, los 415 palestinos expulsados y atrapados en tierra de nadie entre Israel y Líbano, sufrieron ayer el bombardeo de posiciones cercanas a su campamento de refugiados por parte del Ejército israelí. "Estamos viviendo en medio del terror", señaló Mohamed Quasem tras el ataque. Unos 15 obuses cayeron cerca del campamento y varios fragmentos llegaron a alcanzarlo sin causar víctimas, según fuentes policiales.

Tras el bombardeo, los deportados hicieron ayer un llamamiento a los campesinos libaneses de la zona para que interrumpan la ayuda que, hasta entonces, les habían prestado clandestinamente. "Les instamos a que no nos traigan más ayuda para que no pongan en peligro sus vidas", dijo un portavoz de los palestinos. Los 415 deportados se encuentran desde el pasado 17 de diciembre en las montañas, a la merced de un frío intenso y de la escasez de alimentos. Fueron desterrados en represalia por el asesinato, cometido por Hamas, del sargento israelí Nissim Toledano. Los expulsados no han recibido ayuda humanitaria al negarse el Gobierno de Tel Aviv a permitir el paso de equipos de la Cruz Roja.

El viceministro israelí de Asuntos Exteriores, Yosi Belin, manifestó ayer en El Cairo que su país no rehusa ayudar a los deportados pero que pone como condición que Líbano también colabore. Las autoridades de Beirut se han negado a ayudar a los palestinos para no sancionar una situación que consideran un problema interno de Israel. Un portavoz del Ministerio de Defensa de Tel-Aviv señaló ayer que si médicos de la Cruz Roja y facultativos israelíes constatan que algunos deportados palestinos se hallan en peligro de muerte, podrán ser evacuados.

Encuentro OLP-Hamas

Entretanto, el máximo dirigente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasir Arafat, se reunió el sábado en Jartum, la capital de Sudán, con representantes de Hamas. El objetivo de las conversaciones apunta a la integración de este grupo radical en la OLP.En un paso mas en la escalada de violencia que viven los territorios ocupados, los soldados israelíes mataron ayer a un palestino, Yasser al-Sofi, de 18 años, en la franja de Gaza. Once personas más resultaron heridas, según fuentes hospitalarias. El joven palestino murió de un tiro en la cabeza mientras se manifestaba en la localidad de Rafah.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 03 de enero de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50