Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pintores Sorolla y Zorn, en una exposición frente a frente

Una exposición que enseña los paralelismos entre el pintor español Joaquín Sorolla (1863-1923) y el sueco Anders Zorn (1860-1920) se presentó ayer en el Museo Sorolla de Madrid (paseo del General Martínez Campos, 37) tras su paso por el Museo Nacional de Estocolmo.

La muestra, que forma parte de las actividades del consorcio Madrid Capital Cultural, fue inaugurada por la infanta Cristina y la princesa Cristina de Suecia. Los invitados fueron recibidos con música folclórica de Dalecarlia, región natal del pintor Anders Zorn."Los dos pintores buscaban lo mismo, la gran preocupación por la luz que existía a finales del siglo XIX, y es lógico que llegaran a resultados similares", declaró Florencio de Santa Ana, director del Museo Sorolla y comisario de la exposición junto con Virgitta Sandstrom, directora del Museo Zorn de Mora (Suecia).

"Para hacer otras comparaciones", afirmó también Florencio de Santa Ana, "hay que tener en cuenta que los cuadros expuestos de diferentes fechas ya que Anders Zorn deja de pintar hacia 1900 y Joaquín Sorolla empieza en esta fecha su gran época. La obra de Sorolla se puede comparar con varios artistas pero nunca con los impresionistas, que es otra mentalidad".

Acuarelas

La exposición presenta 114 obras, 61 de Sorolla y 53 de Zotri, distribuidas en siete salas de la planta baja y segunda del museo, cuyos fondos incluyen 1.272 sorollas.En una de las salas se han agrupado las acuarelas (39 de Anders Zorn y cuatro de Joaquín Sorolla) pero el montaje, y el catálogo también, coloca frente a frente las obras de los dos artistas, que se llegaron a conocer en Madrid en 1902 y tuvieron encuentros posteriores en París, Nueva York y en un viaje por España.

El director del Museo Nacional de Estocolmo, Olle Granath, que asistió también a la presentación de la exposición, pidió ayer que se dieran a conocer los cuadros de Anders Zorn existentes en España.

"Zorn tuvo clientes españoles", explicó, "y estamos convencidos de que hay por lo menos cinco o seis cuadros suyos en casas privadas cuya existencia no conocemos. Tendría un interés inmenso poder fotografiar y documentar esos cuadros desaparecidos de Zorn". En las distintas salas del museo Sorolla aparecen los temas habituales de los dos artistas, como el retrato, el desnudo, el mar y las fiestas populares, con unas inquietudes parecidas por la luz y la representación del agua.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el 3 de mayo, y está en proyecto montar una exposición conjunta de Joaquín Sorolla, Anders Zorn y John Singer Sargent.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 1992