Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SALÓN LIBER 91

Italia: la mitad se vende en la calle

Alemania ha racionalizado al máximo la distribución del libro creando una ágil red de servicios intermedios para editores y libreros. El resultado es una poderosa industria que mueve más de 600.000 millones de pesetas al año y el abaratamiento del precio medio del libro, que oscila entre las 1.798 y las 857 pesetas. En Italia, en cambio, la situación es similar a la española: sólo el 10% de los más de 40.000 nuevos títulos que se publican anualmente supera los dos meses de permanencia en las librerías. En Francia, 50 millones de libros son destruidos anualmente para dar paso a las novedades, y en el Reino Unido desaparecen las pequeñas librerías en beneficio de los grandes espacios.

PERU EGURBIDE Se publican en Italia 130 novedades al día, según cifras oficiales, y, de acuerdo con informaciones de distribuidores, los editores, incluidos los grandes, realizan como media el 50% de su facturación en el llamado mercado alternativo: puestos callejeros de venta ambulante, venta puerta a puerta y venta por correo.

Sólo el 10% de los más de 40.000 nuevos títulos que se publican anualmente superan los dos meses de permanencia en las librerías, circuito de calidad en el que muchos libros ni siquieran llegan a introducirse. El 90% restante pasa al mercado alternativo, donde su precio de salida se reduce entre el 20%, y el 30%.

Los tres grandes grupos editoriales que hay en Italia, Mondadori, con unos 1.000 nuevos títulos al año, recientemente controlado por el Financiero Silvio Berlusconi, el grupo Rizzoli y el grupo Bomplani, estrechamente relacionados ambos a través de Fiat, controlan su distribución integral mediante sus propios agentes, depósitos, mayoristas e incluso medios de transporte.

Los editores medios-grandes, como Feltrinelli, La Terza o, a mayor distancia, Elnaudi, realizan su propia promoción, pero confían la distribución física a las grandes empresas distribuidoras, que en Italia son dos: Le Messaggerle Itallane y Promozione e Distribuzlone Editoriale.

Los editores pequenos, que pasan de 100, recurren a distribuidores locales, de los que en la región del Lazio, capital Roma, hay cuatro, o se arreglan como pueden.

"En Italia, como en toda Europa, sobre todo con el horizonte de 1993, el mercado del libro será para los grandes. De los pequeños, sólo sobrevivirán los muy especializados", comenta a este diario un editor modesto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de junio de 1991