Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Extremadura Unida vota contra su "conciencia" y da Cáceres al PSOE

El socialista Carlos Sánchez Polo fue elegido ayer alcalde de Cáceres gracias al voto del único concejal de Extremadura Unida, Luis Miguel Rubio, quien resolvió así el empate a 12 concejales entre el PSOE y el Partido Popular. La decisión de Extremadura Unida se acordó tras la firma de un acuerdo programático con los socialistas. Luis Miguel Rubio, con un semblante muy serio, manifestó al finalizar el acto de constitución del Ayuntamiento cacereño que había votado en contra de su propia conciencia, "pero en democracia no hay que ser egoísta y tenemos que renunciar a lo personal en favor de la mayoría".Luis Miguel Rubio afirmó que su voto "no es cautivo", dijo no sentirse "del todo satisfecho" y proclamó "un sabor arnargo", sobre todo "por el palo que el pueblo dio a mi partido el pasado día 26".

Por su parte, el alcalde, Carlos Sánchez Polo, que repite legislatura, destacó el pacto "como un elemento esencial de la dernocracia".

Oviedo

Mientras tanto, Gabino de Lorenzo, candidato del Partido Popular, tomó posesión como alcalde de Oviedo, poniendo fin así a ocho años de mandato socialista en la capital asturiana, informa Javier Cuartas.

De Lorenzo contó sólo con los concejales de su formación, la más votada en las pasadas elecciones (13 ediles), dado que el CDS, que había anticipado su apoyo a la lista más votada, optó por la abstención de sus dos concejales. El PSOE (diez concejales) e Izquierda Unida (dos concejales) votaron a sus respectivos candidatos: Antonio Masip y Roberto Sánchez.

En Gijón continúa al frente del Ayuntamiento el socialista Vicente Álvarez Areces, merced a los 12 votos de los concejales de su partido. La candidata del PP, Mercedes Fernández, obtuvo nueve votos; tres, el cabeza de lista de Izquierda Unida, Jesús Iglesias, y tres, el candidato de Unidad Gijonesa y alcalde socialista de Gijón hasta 1987, José Manuel Palacios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de junio de 1991