Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNA TRILOGÍA EN EL CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL

José Carlos Plaza espera que Valle escandalice

El CDN estrena el día 8 'Comedias bárbaras'

Comedias bárbaras, el ácido, y negro por real, retrato teatral de la España profunda que Valle-Inclán creó como trilogía, llega por fin, y de forma completa, el día 8 a los escenarios españoles, en los que tanto Cara de plata como Águila de blasón y Romance de lobos sumaban 23 años de ausencia cada una y, juntas, no se habían representado en España. El triple montaje se anuncia como la estrella de la temporada del Centro Dramático Nacional (CDN), y según su director, José Carlos Plaza, "fieles a Valle, hemos hecho unas comedias de lo más bárbaras, que provocarán escándalo en la sociedad española".

Plaza cree que el escándalo vendrá "por los tremendos ataques de Valle a la religión, la familia y los más sagrados valores". A pesar de nervios, aplazamientos -el estreno se ha ido posponiendo desde el mes de abril- y cinco meses de ensayos con 43 actores "a un ritmo de 15 horas al día", José Carlos Plaza, director, coadaptador -junto a Vicente Molina Foix- y hasta responsable de la escenografía de Comedias bárbaras, afirma no haberse planteado un montaje espectacular sino presidido "por la sencillez e intentando que sea muy divertido, lleno de pasión, de vida, de sangre, y en el que la palabra moderación no existe. La espectacularidad está en el fondo, en el propio Valle, no en el aparato teatral".Con grandeur o no, lo cierto es que Comedias bárbaras no es una obra al uso y ni siquiera es una obra, sino tres que constituyen una unidad: Águila de blasón, Romance de lobos y Cara de plata, que Ramón María del Valle-Inclán concibió como una saga -escribió las dos primeras en 1908, y Cara de plata 14 años más tarde-, ambientada en el siglo pasado, en Galicia, y que cuenta la decadencia del cacique Juan Manuel Montenegro.

"Precisamente, esta especie de santísima trinidad teatral que representa Comedias bárbaras, una obra que son tres, es el reto que me atraía, y la razón de que no se hubieran representado nunca juntas", explica Plaza, y añade, sumadas las tres partes, la cifra de actores que intervienen en ellas es de 43, interpretando a 160 personajes; hay además 64 cambios de escenografía".

El protagonista absoluto de estas Comedias bárbaras, y que aparece en las tres, es José Luis Pellicena, en el papel del cacique Montenegro. El reparto incluye nombres que ya han trabajado con el director en anteriores montajes del CDN: Berta Riaza, José Pedro Carrión, Mari Carmen Prendes, Carlos Hipólito, Paca Ojea y Toni Cantó, entre otros.

Comedias bárbaras dura en conjunto cinco horas pero, según afirma Plaza, "hemos intentado que el público pueda ver la función de la manera que quiera, o sea que se pueden ver conjuntamente -los domingos se representan las tres seguidas- o por separado". Cara de plata dura una hora y media, Águila de blasón dos horas, y hora y tres cuartos Romance de lobos. El director dice que tanto él como su coadaptador, Vicente Molina Foix, han sido muy fieles a Valle-Inclán. "Lo único que hemos quitado han sido ocho minutos del texto original, dos cositas de nada que quitaban ritmo a la representación. Pero nada más", añade, "ni siquiera hemos cambiado la época, la España de Finales del XIX, porque creo que no hacía falta ambientar Comedias bárbaras en época actual. Ya son suficientemente nítidas y, creo, van a ser un revulsivo para la sociedad española". Este revulsivo consiste para Plaza en que "actualmente hay una tendencia muy grande en la sociedad española hacia lo moderado, lo educado y lo europeo. Pero las Comedias bárbaras son como la vuelta de la sangre, la fuerza, los instintos, la superstición, el sexo y hasta la mala educación. Y las he mantenido todo lo bárbaras que he podido porque la obra es un pasado en un presente, que es tan anodino y tristón como el nuestro, pero que abre la puerta a un futuro desconocido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de mayo de 1991