Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis de Pablo, Guillermo González y Cristina Hoyos, premios nacionales de música y danza

El compositor Luis de Pablo, el pianista Guillermo González y la ballaora Cristina Hoyos han obtenido los premios nacionales de música y danza de 1990, que concede el Ministerio de Cultura a propuesta del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música. Con estos premios, que están dotados con dos millones y medio de pesetas, se pretende reconocer públicamente la labor de los artistas galardonados por su aportación a la música y a la danza españolas.Luis de Pablo (Bilbao, 1930) formó parte en 1958 del grupo Nueva Música, junto a Ramón Barce, Cristóbal Halffter, García Abril y Filancafort. En 1970 creó el primer laboratorio de música electrónica de España, y un año más tarde fue nombrado profesor de análisis de música contemporánea del Conservatorio de Madrid. Profesor permanente de las universidades de Ottawa y Montreal, Luis de Pablo ha estrenado recientemente la ópera El viajero indiscreto y la obra orquestal Las orillas, interpretada por la Orquesta Sinfónica de Tenerife.

"El premio me ha pillado sentado, pues me he enterado de la noticia mientras estaba componiendo una obra sobre textos precolombinos para Madrid 92", declaró ayer De Pablo a la agencia Efe. Añadió que considera el galardón como un "reconocimiento a mis años" y utilizará el dinero en "un seguro para la vejez, pues tal y como están hoy las cosas, cualquier dinero extra hay que guardarlo en el calcetín, porque con lo del Golfo nunca se sabe".

El pianista Guillermo González (Santa Cruz de Tenerife, 1945) manifestó respecto a su premio: "Me lo han dado por interpretar música española". González realizó sus estudios musicales en su ciudad natal, Madrid y París, y ha grabado discos con obras de Manuel de Falla, Ernesto Halffter y Scriabin, además de actuar como solista con las principales orquestas españolas. En 1980 recibió el premio nacional por su grabación de las obras para piano de Teobaldo Power.

Por su parte, Cristina Hoyos se mostró muy "sorprendida" de haber recibido su galardón y dijo: "Me imagino que lo que premian en mi caso es la labor que llevo años haciendo de dedicación al baile y de dignificación del flamenco". La carrera de Cristina Hoyos comenzó con sus actuaciones en el Pabellón Español de la Feria Mundial de Nueva York, y desde entonces ha seguido una trayectoria ascendente.

Cristina Hoyos se separó artísticamente de la compañía de Antonio Gades hace dos años, y el reconocimiento de su trabajo en el papel protagonista en Bodas de sangre y en la película Carmen, adaptada por Carlos Saura y Gades, ha permitido a Cristina Hoyos formar su propia compañía. Con ella se presentó en el teatro de la ópera de París, y recientemente ha estrenado su espectáculo Sueños flamencos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de febrero de 1991