Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS DE LA URSS

Alarma y consternación en el mundo

La dimisión del ministro de Asuntos Exteriores soviético, Edvard Shevardnadze, ha causado alarma y consternación en todo el mundo, y de manera especial en Washington, en los cuarteles generales de la OTAN y en la Comunidad Europea (CE).Según el secretario de Estado norteamericano, James Baker, la dimisión de Shevardnadze debe tomarse "muy en serio". Baker señaló que el diplomático soviético "siempre representó fielmente los intereses de su país" y destacó que EE UU confía en que su dimisión no influya en el proceso de reforma de la URSS. Baker, que junto a Shevardnadze ha sido una pieza fundamental del deshielo entre las dos superpotenclas, afirmó que la dimisión no bloqueará la firma del tratado de reducción de armas estratégicas, START, prevísto para el próximo mes de febrero. Añadió que se sentía orgulloso de poder llamar "amigo" al ministro soviético.

En la OTAN, la dimisión ha desencadenado la alarma. El secretario general de la organizacíón, Manfred Wöerner, expresó su preocupación y añadió: "Espero que el proceso hacia la democracia plena, la libertad y los derechos humanos en la URSS no sea puesto en peligro por los recientes acontecimientos".

En Bruselas, la Comisión Europea expresó su "profunda preocupación". Su presidente, Jacques Delors, dijo: "He observado durante los últimos días que Gorbachov ha sido obligado a hacer concesiones a ciertos elementos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 1990