La custodia del más importante archivo privado de España enfrenta a un alcalde y a una duquesa

La Junta de Andalucía anuncia que impedirá la salida de España de los 6.000 documentos

Las declaraciones de la duquesa de Medina Sidonia acerca de llevarse de España su archivo histórico han provocado polémica en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). El alcalde, el socialista Manuel Vital Gordillo, opina que el anuncio de la duquesa de Medina Sidonia, Luisa Isabel Álvarez de Toledo, "es una cortina de humo para vender su palacio". La duquesa ha acusado al alcalde de intentar llevarse el archivo a Madrid. La Junta de Andalucía impedirá que la duquesa saque su archivo fuera de España, según anunció ayer un portavoz de la Junta.

El archivo de Medina Sidonia tiene 6.000 documentos, el más antiguo de los cuales data del año 1190. Vital cree que la duquesa desea vender todas sus pertenencias e irse de España con el archivo y afirma que Isabel Álvarez de Toledo "vendió hace poco al príncipe de Hohenlohe su principal finca por 100 millones de pesetas".La Junta impedirá la salida del archivo amparándose en las leyes del Patrimonio, según Efe. La Junta de Andalucía tiene todas las competencias legales en materia de Cultura y sólo el Ministerio de Cultura actuaría en este caso "en el extremo de que la comunidad autónoma hiciera dejación de sus facultades". Tanto el palacio como el archivo de la duquesa de Medina Sidonia son bienes de interés cultural desde 1978.

Álvarez de Toledo, que tiene doble nacionalidad, española y portuguesa, guarda en un enorme trastero de su palacio el "archivo privado más importante de España", opina Vital, quien se ha apresurado a hacer gestiones con la Junta de Andalucía para evitar que el mismo "se marche de España o desaparezca", según señaló ayer.

La duquesa reiteró ayer a El PAÍS su propósito de abandonar España y llevarse consigo el archivo, en protesta porque el Ayuntamiento está realizando unas obras que, según ella, han puesto en peligro de hundimiento su palacio, del siglo XII. Según la duquesa, tales obras -que subvenciona la Junta de Andalucía con 70 millones de pesetas para rehabilitación han descubierto los cimientos del palacio y, cuando llueva, existe el peligro de que se hunda, afirma.

El alcalde de Sanlúcar negó ayer que exista tal peligro: "Precisamente", dijo, "la restauración es para consolidar su cimientos, tal y como figura en el informe del arquitecto que dirige las obras [Antonio Villanueva Fernández, presidente del Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz]".

Isabel Álvarez de Toledo no especificó el país al que desea trasladarse con su archivo. compuesto por 6.000 legajos. El alcalde de Sanlúcar señaló sobre el mismo: "Todos los estudios históricos hechos de España entre los siglo XIV y XVII, beben de ese archivo, y temo que quiera aprovecharse de este asunto para llevárselo fuera".

El documento más antiguo que contiene el archivo del ducado de Medina Sidonia data del año 1190, y alude al monasterio de Santa María de Carracedo, explica la duquesa. Y añade: "Hay de todo: desde la contabilidad doméstica de mis antecesores, hasta abundante documentación. de Felipe II, Carlos V."

"No sé porqué quieren que se caiga el palacio", decía ayer la duquesa visiblemente ofuscada. "Quizá lo que pretende es derribarlo para de esta forma tener una excusa y llevarse el archivo a Madrid; sí es eso, no lo van a conseguir", elucubró. Álvarez de Toledo indicó también que se considera "una esclava dentro de un país tiránico. España es la democracia de las excavadoras", ironizó.

Tanto el archivo como su palacio están protegidos legalmente. "Yo misma", dice, "lo arreglé cuando regresé del exilio, en 1978. Está protegido todo, pero no sé de qué vale, si están haciendo todo lo que pueden para tirarlo". La duquesa advierte que su amenaza de abandonar España no es un falsa advertencia. "Lo mismo que traje el archivo a Sanlúcar cuando volví a España, lo cojo otra vez y me lo llevo, porque es mío, y sin problemas de que se deteriore: lo meto en un camión, todo debidamente embalado y hermético, y lo llevo al país civilizado que quiera acogerme".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de noviembre de 1990.