Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE vincula la declaración de Cabrera como parque nacional a los intereses de Defensa

La vinculación de la declaración del archipiélago de Cabrera como parque nacional con las necesidades "en todo momento" del Ministerio de Defensa y la garantía de que éste "podrá seguir llevando actuaciones de adiestramiento militar en las modalidades y con las limitaciones" que se establezcan en un futuro plan rector de uso y gestión del parque son las notas más destacadas de la enmienda a la totalidad del PSOE a la pro posición de ley sobre Cabrera aprobada por unanimidad por el Parlamento balear el 6 de octubre de 1988. El texto alternativo socialista, que crea también la figura de un director adjunto del parque nombrado directamente por Defensa, está previsto que sea presentado hoy ante el Pleno del Congreso.

La organización ecologista Greenpeace considera que el plan del PSOE es "una militarización del proyecto inicial, que pone en peligro sus objetivos conservacionistas ". Por otra parte, ayer continuaban las maniobras comenzadas por e ejército en Cabrera el pasado lunes, en las que participan cerca de 300 soldados, y que concluirán el próximo día 23.El diputado socialista Carlos Dávila, ponente de la enmienda a la totalidad, califica de "falta de sensibilidad y de oportunidad política" la coincidencia del debate parlamentario con la realización de maniobras en Cabrera, y justifica su presentación por "la necesidad de adecuar el texto elaborado por el Parlamento balear a la Ley de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, de abril de 1989".

Dávila señala dos razones principales para hacer compatible la declaración del archipiélago de Cabrera, situado a unos 10 kilómetros al suroeste de Mallorca, como parque marítimo-terrestre con las necesidades militares españolas: "La primera es que está afecto al Ministerio de Defensa desde que fue expropiado en 1916 y su desafectación permitiría a los herederos de sus antiguos propietarios reivindicar ahora los terrenos. La segunda, y más importante, es que por visión de Estado es necesario hacer compatibles los distintos intereses".

En la enmienda del PSOE se subraya, además, que las 1.836 hectáreas del archipiélago . constituyen el área natural mejor conservada de las Baleares ya que su afección a Defensa le ha sustraído íntegramente al uso turístico". El diputado socialista añade que en el futuro plan de uso y gestión del parque quedarán "concretadas las actividades militares que serán compatibles con su conservación" y qué será tarea del director adjunto del parque "velar por el cumplimiento de estas limitaciones". Dávila señala que las maniobras que desarrolla el ejército en Cabrera "desde hace, al menos, cinco años, son sólo ejercicios de supervivencia sin prácticas de firo". El texto socialista otorga la gestión del futuro parque al Icona. Dávila calcula que la ley que declare a Cabrera parque nacional será aprobada a fines de año.

Sólo el CDS y Euskadiko Ezkerra (EE) han presentado enmiendas parciales a la proposición de ley del parlamento balear. En las del CDS se subraya la incompatibilidad entre la conservación del patrimonio natural de Cabrera y los usos militares actuales" y se defien de la inclusión del "fomento de actividades recreativas". Euskadiko Ezkerra propone eliminar del patronato del parque a los ministerios que no tengan atribuciones sobre la conservación de la naturaleza e incrementar la participación ecologista en el mismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 1990

Más información

  • El partido del Gobiemo presenta un proyecto alternativo al aprobado por el Parlamento balear