Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un artefacto explosivo destroza una patrullera de la Armada en el puerto de San Sebastián

Un artefacto explosivo destruyó ayer, en el muelle de San Sebastián, una embarcación auxiliar de la Comandancia de Marina que se encontraba amarrada en el espigón central. La bomba, compuesta por cuatro kilos de amonal, se hallaba en el interior de la patrullera P-205. Por otro lado, tres individuos encapuchados que dijeron pertenecer a ETA se apoderaron, a punta de pistola, de 300 placas de matrícula en un taller de Bilbao.

Una voz anónima comunicó en torno a las nueve de la mañana, a través de una llamada telefónica a la Cruz Roja, de la existencia de un artefacto en una embarcación de la Armada Española. Técnicos de Desactivación de Explosivos (TEDAX) del Cuerpo Nacional de Policía se trasladaron hasta el lugar de los hechos donde, una hora después de recibirse la llamada y tras acordonar la zona e impedir el paso por la zona de transeúntes, realizaron una explosión controlada del artefacto después de que éste hubiese sido neutralizado con un cebo.La onda expansiva causó daños importantes en la popa del barco, construido de poliéster y de siete metros de eslora, así como el sistema de comunicaciones del mismo. Debido a la apertura de una vía de agua de grandes dimensiones y ante la posibilidad de que la embarcación se fuese hundiendo ésta tuvo que ser remolcada por una lancha fueraborda de la Cruz Roja del mar.

Uno de los integrantes del equipo de artificieros, una vez que la, embarcación quedó fondeada, tras colocarse un traje de buceo procedió a revisar la parte inferior del barco ante la posibilidad de que los terroristas hubiesen colocado otra bomba en el mismo. La embarcación auxiliar llevaba varios días fondeada en el centro de la bahía de La Concha, debido a que durante las pasadas jornadas se ha estado celebrando la regata de Traineras.

La Comandancia de Marina se negaba cualquier información sobre el atentado terrorista ocurrido contra la embarcación P-205, indicando, una persona, "me han prohibido pasar cualquier llamada referida a ese tema ya que no se pueden facilitar informaciones". La Comandancia de Marina de San Sebastián así como alguna de las embarcaciones asignadas a ésta, han sufrido atentados terroristas en varias ocasiones.

A punta de pistola

Por otra parte, tres individuos encapuchados que dijeron pertenecer a ETA se han apoderado, a punta de pistola, de 300 placas de matrícula para vehículos sin troquelar, de un taller de Bilbao dedicado al grabado de las mismas, según informa Efe. Según fuentes oficiales, el asalto se produjo sobre las 16.35 horas en el taller Moto Canar, en la calle José Maria Escurza, 4. Los tres individuos, uno de ellos una mujer, vestían chándal, iban encapuchados y portaban pistolas. Según las mismas fuentes, se apoderaron de 300 placas, 290 de turismos y 10 de vehículos de transporte publico. Antes de abandonar el taller, dejaron encadenado al empleado.

Desde la desarticulación, hace dos años, del comando encargado de robar coches para ETA y de la incautación de placas de matrícula y troqueladoras, la organización vió disminuidas las posibilidades de robo de coches.

Entre los atentados más importantes de ETA contra miembros o intereses de la Armada destacan los siguientes:

- 29 de julio de 1985: ETA ametralló el vehículo en que viajaba el vicealmirante Fausto Escrigas, Director general de Política de Defensa, causándole la muerte e hiriendo de gravedad al conductor Francisco Marañón García.

- 6 de febrero de 1.986: fue ametrallado en Madrid el coche oficial del Vicealmirante de la Armada Cristóbal Colón de Carvajal, que resultó muerto como su conductor Manuel Trillo.

- 17 de mayo de 1987: hace explosión un coche bomba frente a la sede del Cuartel General de la Armada en Madrid, causando numerosos destrozos.

- 5 de marzo de 1990: dos jóvenes dispararon contra el teniente de la Armada retirado Aureliano Rodríguez Arenas, que falleció el 1 de junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de septiembre de 1990

Más información

  • Tres encapuchados roban en Bilbao, en nombre de ETA, 300 placas de matrícula