Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Sánchez lleva al cine los últimos fusilamientos del franquismo

La película será una crónica de la memoria y no una reconstrucción histórica de los hechos

Están a punto de cumplirse 15 años de que el general Franco, a pesar de la condena internacional, diera la orden de ejecutar a tres militantes del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP) y dos de ETA. Era el 27 de septiembre de 1975 y fue uno de los últimos actos de Franco, que mes y medio después moría, y con él desaparecía el régimen que había creado tras ganar la guerra civil. Ahora, el próximo día 3 de septiembre, comenzará a rodarse en Madrid La noche más larga, una película que parte del presente para viajar a aquellos hechos y tiempos del final del franquismo.

Dos abogados -interpretados por Juan Diego en el papel de fiscal militar y Juan Echanove en el de abogado defensor- se encuentran en un tren. Transcurre el año 1990 y, ambos, se reconocen y recuerdan los hechos que ocurrieron 15 años atrás... Así comenzará La noche más larga que, dirigida por José Luis García Sánchez, con guión de Manuel Gutiérrez Aragón, Carmen Rico-Godoy y el director, y producida por Andrés Vicente Gómez, toma u nombre de uno de los versos de la canción de Luis Eduardo Aute, Al alba."Finalmente hemos optado por llamar a la película La noche más larga", explica García Sánchez, "en lugar del título original, que iba a ser El año que murió Franco. Resulta curiosa la amnesia histórica, la pérdida de memoria que tenemos, pues hicimos una encuesta -telefónicamente, a 200 personas- y, cuando preguntábamos a la gente su recuerdo sobre los fusilamientos de 1975 nos decían "Ah, los del Proceso de Burgos"; y también "fue lo de Puig Antich, ¿no?". Entonces, pensamos que el título mejor sería el de La noche más larga que, además, es obvia la referencia a la larga noche del franquisino".

Amnesia histórica

Precisamente, el luchar contra la amnesia histórica es el objetivo que ha llevado a García Sánchez a dirigir esta película que, desde hace varios años, intentaba poner en marcha el productor Vicente Gómez. "Los pueblos que olvidan sus errores están condenados a repetirlos y hoy, como las cosas han cambiado, hay que recordar nuestro,pasado inmmediato, aunque esto haga que la película vaya a contracorriente con la moda de comedias o películas más fáciles", explica el director.El productor Vicente Gómez explica: "Yo recuerdo aquella larga noche del 26 de septiembre de 1975 y entonces decidí que tendría que llevarlo al cine cuando pudiera. Hace cuatro años, se lo propuse,a un director, Gonzalo Suárez, y al final no se decidió. Luego la iba a hacer Jaime Chávarri; más tarde tuve problemas para conseguir actores: primero, Imanol Arias, después Jorge Sanz que tampoco...".

La noche más larga está ambientada en tres épocas: "El año 1975, en que éramos infinitamente desgraciados; un ano después, en, que parecía que íbamos a ser infinitamente felices; y, ahora, que parece que estamos infinitamente muertos", dice el director. "Reconstruir tal cual los fusilamientos de 1975 me temo que no diría nada a las nuevas generaciones que, por ejemplo, no saben que era el FRAP. Por eso, en la película hablamos de los fusilamientos de tres chicos, en lugar de cinco, y no damos siglas. Todo gira alrededor de la historia de una historia de amor, que se establece entre una chica -papel interpretado por Carmen Conesa- que llega a Madrid en 1975 para intentar salvar la vida de su hermano, y el abogado defensor de éste". En la película no aparecerán las siglas ETA o FRAP, pero sí aparece el Ejército y se reconstruyen, de alguna manera, los juicios sumarísimos de 1975. A la pregunta de si han tenido alguna dificultad para conseguir la colaboración del Ejército, contesta el productor: "No hemos tenido buena acogida ni en la Dirección General de Instituciones Penitenciarias ni con el Ministerio de Defensa, pero espero que acaben colaborando con nosotros". Por su parte, el director dice: "Si han colaborado con el cine americano para hacer Patton, espero que no tengan ningún problema en hacerlo con nosotros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de agosto de 1990