Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fundación Miró acogerá a partir de septiembre el primer jardín público de esculturas de Barcelona

Barcelona dispondrá del primer jardín público de esculturas a partir del mes de septiembre, cuando se inaugure un espacio dedicado a tal fin junto a la Fundación Miró, entidad promotora del proyecto y encargada de su gestión. El jardín, cuyo trazado fue diseñado en 1929 por Fournier y que ahora será reformado por los arquitectos Jordi Ferrando y Jaume Freixa, contará con obras de Tom Carr, Pep Durán, Gabriel, Perejaume, Enric Pladevall, Jaume Plensa, Riera i Aragó, Erna Verlinden y Sergi Aguilar, que todavía no ha confirmado las características de su pieza escultórica.

Los artistas ha diseñado especialmente sendas piezas para el jardín y los estilos oscilan entre el gran obelisco de hormigón de Tom Carr a la fuente cubierta por tejas de Perejaume. Cada obra dispondrá de un espacio propio, ya que los arquitectos adaptarán la disposición de la vegetación a las esculturas.El jardín estará abierto al público con los horarios normales de los jardines municipales. Para su realización se ha contado con la colaboración del grupo Uralita, empresa que se ha comprometido a aportar 50 millones de pesetas para la instalación de las piezas, tareas de promoción y obras de infraestructura. El resto del presupuesto corre a cargo del Ayuntamiento de Barcelona, propietario del terreno y encargado del cuidado de los jardines.

La Fundación Miró dispondrá de la gestión del jardín en usufructo hasta el año 2020, pero deberá mantenerlo siempre abierto al público. Las tres partes implicadas en el proyecto firmaron ayer el protocolo de colaboración.

Según el presidente del patronato de la Fundación Miró, Eduard Castellet, "ésta es una obra de gran envergadura que permite el contacto directo y cotidiano del público con el arte contemporáneo, lo que sería muy del agrado de Joan Miró". Los escultores participantes se seleccionaron entre los que tomaron parte en las actividades del Espai 10 de la fundación durante sus 10 años de funcionamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de junio de 1990