Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otros tres palestinos mueren en los territorios ocupados

La furiosa reacción árabe contra Israel por la muerte ayer de otros tres palestinos en los territorios ocupados alcanzó nuevas cotas de violencia. Miles de palestinos atacaron a las tropas israelíes con piedras, barras de hierro y botellas. Los disturbios se extendieron también a Israel y Jordania. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una solicitud de los países árabes para reunirse hoy con carácter urgente y debatir la situación en los territorios ocupados por Israel. El líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasir Arafat, ha pedido un visado urgente a EE UU para asistir a la reunión.

"Sí a la lucha armada". La pintada, aparecida anteayer en una pared de Belén, resume de forma expresiva el estado de ánimo de los palestinos tras el asesinato de siete de ellos el domingo en Ramla. Este primer día "de lucha armada" provocó ayer tres. nuevas muertes palestinas por parte del Ejército durante la huelga general convocada en señal de duelo. La protesta desbordó el ámbito de los territorios ocupados y fue seguida por los 800.000 árabes de Israel.La violencia israelí contra los palestinos en los territorios ocupados se ha cobrado 17 víctimas en dos días, y al menos 700 han resultado heridos, según fuentes hospitalarias árabes. El Ejército israelí ha confinado en sus casas a un millón de palestinos en los territorios ocupados para combatir la peor ola de violencia nacionalista desatada desde la revuelta de hace dos años.

Ginebra

El grupo de países árabes en la ONU pidió ayer una reunión urgente del Consejo de Seguridad para debatir la situación en los territorios ocupados tras la matanza. La reunión se celebra hoy.

El líder de la OLP, Yasir Arafat, ha expresado su intención de asistir al debate y ha solicitado un visado a EE UU para viajar a Nueva York, sede de la organización. La petición fue cursada por el representante palestino ante la ONU, Zuhdi Labib Terzi, a Javier Pérez de Cuéllar para que, a su vez, la entregue a la delegación norteamericana ante las Naciones Unidas. Arafat dijo que si Washington le niega el visado, el Consejo de Seguridad debería reunirse en Ginebra.

La reacción occidental ha sido de condena. El Departamento de Estado norteamericano calificó la muerte de trabajadores palestinos el domingo de "horrible y trágica" y mostró su preocupación por el número de víctimas palestinas a manos del Ejército israelí en los dos últimos días. El Gobierno español expresó ayer su "consternación" ante la matanza y condenó las "medidas represivas" israelíes.

Cisjordania y Gaza están sometidas al toque de queda. Esto no impidió que grupos palestinos se enfrentaran a las fuerzas israelíes. Dos mujeres y un hombre murieron por disparos en la franja de Gaza. Decenas de palestinos resultaron heridos.

En la misma noche de la matanza, un comunicante anónimo anunció el inicio de una serie de represalias con la quema de un restaurante en Tel Aviv y el asesinato de su dueño. En la mañana de anteayer, un joven palestino disparó contra un autobús de turistas en el centro de Ammán, según la policía, en venganza por la muerte de uno de sus familiares en Israel. Diez personas resultaron heridas, entre ellas nueve franceses.

El presunto autor del incidente de Ramla, cuyo nombre es Ami Popper, compareció el domingo ante el juez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 1990

Más información

  • Arafat pide un visado a EE UU para asistir a la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU