UNA NUEVA EUROPA

Ultimátum de Mijaíl Gorbachov a Lituania para que revoque la declaración de independencia

El presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, envió ayer un lacónico telegrama de cuatro líneas al presidente de Lituania, Vitautas Landsbergis, para que en el plazo de tres días informe a Moscú de las medidas que adoptará el Parlamento lituano para cumplir la resolución del Congreso de los Diputados soviético que invalidó como "carente de fuerza legal" la declaración de independencia de la república. Por otro lado, el PCUS elegirá democráticamente y con pluralidad de candidatos a sus delegados para el 282 congreso, que se iniciará en Moscú el 2 de julio.

Más información
El confidente policial Schnur permanece como cabeza de lista de la coalición de derechas en la RDA
Hablar de igual a igual con el Kremlin
El grupo Carta 77 discute su futuro en la nueva Checoslovaquia
Nuevos dirigentes comunistas en Mongolia
Smiley ya no vive en Berlín
Un juez que condenó a Ceaucescu asegura que el dictador se creía un dios
Un pueblo austriaco se atrinchera contra refugiados rumanos

La agencia Tass informó que Gorbachov envió un telegrama al presidente lituano en el que, junto a la advertencia para que responda en el plazo de tres días, se adjunta la resolución del Congreso de los Diputados. Ésta recalca que las repúblicas de la unión, que gozan del derecho constitucional a la autodeterminación, "no pueden dejar de tener en consideración los problemas políticos, socioeconómicos, territoriales y otros al considerar su adhesión o abandono de la federación". El Congreso señaló también que la soberanía y la Constitución de la URSS siguen estando vigentes en el territorio lituano.Landsbergis por su parte anunció en la televisión lituana que la decisión del Parlamento de la república es irreversible y que no tenía la menor duda de que las conversaciones con Moscú seguirán su curso.

Por otro lado, la decisión de celebrar el 28º congreso del PCUS el 2 de julio fue adoptada ayer por el comité central en la última sesión del pleno iniciado el 11 de marzo. En una conferencia de prensa, Georgi Razurnovski, miembro suplente del Politburó y jefe de dirigentes del PCUS, manifestó que la selección de delegados tendrá lugar según tres variantes posibles, una de las cuales, previsiblemente mayoritaria, es la elección directa, democrática y secreta de los delegados por los militantes de base. Las otras dos fórmulas, que implican también la promoción de los candidatos por la base del partido, suponen, sin embargo, la celebración de conferencias.

Con esta decisión, el PCUS sale al encuentro de las aspiraciones de los sectores reformistas, agrupados en torno a la Plataforma Democrática. El pleno concluido ayer se ha prolongado a lo largo de tres sesiones y ha estado dedicado a proponer cambios constitucionales que abren la puerta al pluralismo político y a preparar el 28º congreso. Los nuevos estatutos internos del partido, aprobados para su discusión, no hablan de centralismo democrático, pero este concepto va a introducirse con una nueva interpretación, según Roy Medvedev.

Los comunistas contrarios a una decisión del PCUS podrán seguir defendiendo su punto de vista incluso después de tomada esta decisión; las organizaciones republicanas del partido tendrán más derechos, y el Politburó será reemplazado por un Presidium, con un presidente a la cabeza, donde estarán representadas las repúblicas soviéticas. Los discusiones del pleno, en el que se criticó a diversos miembros del Politburó, incluidos Egor Ligachov y Medvedev, serán publicadas íntegramente.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El presidente, Mijaíl Gorbachov, pondrá a prueba su autoridad y su capacidad para sacar d e la crisis económica a la URSS con un paquete de medidas que serán anunciadas en los próximos días y que son susceptibles de provocar el descontento de la población. Esta es la opinión de competentes especialistas económicos occidentales ahora que Gorbachov ha conseguido pode res que le permiten acelerar la re forma económica en la URSS.

Por su parte, una conferencia de organizaciones radicales en la República caucásica de Georgia adoptó el 13 de marzo en Tiflis la decisión de boicotear las elecciones al Soviet Supremo de esa República, previstas para el 25 de marzo.

Sobre la firma

Pilar Bonet

Es periodista y analista. Durante 34 años fue corresponsal de EL PAÍS en la URSS, Rusia y espacio postsoviético.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS