Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miedo a volar en el entorno del presidente Bush

El accidente del 707 de Avianca registrado en Nueva York ha contribuido a aumentar el temor que se respira en Washington ante el inminente viaje del presidente George Bush a Cartagena de Indias (Colombia), donde el próximo día 15 de febrero, se celebra una cumbre antinarcóticos, en la que intervendrán, además de Bush, los presidentes de Perú, Bolivia y Colombia.El temor de que los narcotraficantes puedan atentar con misiles tierra-aire contra el avión presidencial, el 707 denominado Air Force One, o contra el avión en el que viajan los periodistas y el staff de la Casa Blanca, ha aumentado en las últimas horas. Un portavoz de la Casa Blanca ha anunciado que el servicio secreto cubrirá y garantizará el viaje del presidente George Bush, pero no el de los periodistas que le acompanaran.

El accidente de Long Island se ha registrado dos meses después de que otro avión de Avianca estallara por los aires al despegar del aeropuerto de Bogotá. La explosión, que mató a los 107 pasajeros, fue un atentado por los narcotraficantes del cártel de Medellín.

El pasado 17 de enero, el grupo denominado Los Extraditables, anunció un cese en sus ataques con explosivos a la población civil colombiana como un gesto de buena voluntad y con la intención de iniciar una serie de negociaciones con el Gobierno colombiano. El presidente Virgilio Barco se negó a esa negociación.

Desde el accidente de noviembre las autoridades policiales colombianas y los empleados de Avianca han establecido unas rígidas normas de seguridad.

Según esa normativa, los pasajeros deben identificarse dos veces antes de subir al avión e identificar su equipaje. Esas medidas fueron adoptadas en Bogotá y Medellín el pasado jueves, cuando los pasajeros del vuelo 052 emprendieron su viaje hacia Nueva York.

Avianca es la compañía aérea más antigua de los países de Latinoamérica, con una flota de 20 aparatos, en su mayor parte 727-200. En 1988 un aparato se estrelló Venezuela, y en 1983 uno de sus Boeing 747 se estrelló en el aeropuerto de Madrid-Barajas, causando la muerte de 183 pasajeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 1990