Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El coronel en la intimidad

Dos versiones teatrales de 'El coronel no tiene quien le escriba' coinciden en España

El coronel no tiene quien le escriba, de Gabriel García Márquez, interpretada por la compañía uruguaya Teatro Circular de Montevideo, completará en los próximos días por distintas ciudades (Burgos, hoy, 10 de noviembre; El Escorial, días 11 y 12, y Santiago de Compostela, día 14), la gira que inició en el IV Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz. El grupo Rajatabla, de Venezuela, coincidió en Madrid con otra versión teatral de la obra, lo que contribuyó a cierta confusión entre dos interpretaciones opuestas de una sola novela.

El coronel no tiene quien le escriba estuvo en Madrid del 2 al 5 de noviembre, dentro del ciclo Cádiz en Madriz, aunque en ese caso la vieron sólo los mejor informados, ya que una curiosa programación hizo que coincidieran dos versiones de El coronel no tiene quien le escriba -una por el grupo Circular de Montevideo y otra por Rajatabla, de Venezuela- en las mismas fechas, lo que creó más de una confusión.A diferencia de la compañía, venezolana, que en su versión recurrió a grandes efectos escénicos -lluvia en el escenario, cambios de luces, sonidos-, el Teatro Circular de Montevideo centra el (trama de El coronel... en el condicionamiento social y político que: marca a toda Latinoamérica. «El protagonista depende de todo ese entorno social que lo presiona y que ha determinado la muerte de su hijo, el hambre, el estancamiento", subrayan los integrantes del Circular. El resultado es una versión íntima y llena de sutilezas que nos muestra a un coronel sencillo y sensible, con un gran amor por su mujer, incapaz de gestos grandilocuentes. "Al revés, es todo como chiquito", dice uno de los actores, "y en eso nuestra versión es casi lo opuesto a la que hicieron los Rajatabla".

El esceriario no sólo, es circular, como suele ser característico de este grupo de teatro, sino que además es polivalente: en el mismo espacio se resuelve la casa del coronel, la del médico, la barbería, la iglesia. Todo con una predominancia de color terroso y muebles viejos, como si aquello llevase allí toda una vida.

Se recurre, además, para mostrar el mundo exterior que acosa al coronel y a su mujer, a escenas breves y frases sueltas tomadas de otra obra de García Márquez, La mala hora. "Nos servimos de La mala hora, que transcurre en un mismo espacio imaginario y con iguales personajes, para complementar algunas personalidades que en El coronel no tiene quien le escriba aparecen apenas mencionadas -el alcalde, el cura, etcétera-, pero son importantes para hacer visible al espectador ese entorno que tan fuertemente presiona al coronel".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de noviembre de 1989