Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos norteamericanos obtienen el Nobel de Medicina por sus trabajos sobre los oncogenes

Estocolmo / San Francisco

Dos investigadores norteamericanos, J. Michael Bishop, de 53 años, y Harold E. Varmus, de 50, fueron galardonados ayer por el Instituto Carolino de Estocolmo con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por su descubrimiento del origen celular de los oncogenes retrovirales. Los trabajos de Bishop y Varmus, y sus conclusiones, han tenido una gran significación para el conocimiento de los mecanismos que conducen al desarrollo de los tumores cancerosos. Su trabajo ha facilitado la comprensión de los complicados sistemas que rigen el crecimiento de las células normales.

Michael Bishop y Harold E. Varmus trabajan en el departamento de Microbiología e Inmunología de la facultad de Medicina de la Universidad de California. Varmus reaccionó con esceptismo cuando un informador radiofónico le despertó ayer por la mañana para conocer su impresión al convertirse en el último Nobel de Medicina y afirmó que cuando va a trabajar no lo hace pensando en ese premio, sino en su próximo experimento. Repuesto de la sorpresa agregó que "cuando uno mira hacia atrás y ve el trabajo realizado en los últimos años, se da cuenta de que el Premio Nobel es una posibilidad, pero una posibilidad rodeada del trabajo increible de otros investigadores que también lo merecen", informa la agencia EFE. Bishop, por su parte, manifestó que se encontraba estupefacto y rehusó hacer más comentarios.Varmus calificó su obra sobre los oncogenes, publicada en 1976, de "hito en la comprensión del mosaico genético del cáncer". "La idea fundamental es que sirvió para determinar que el cáncer se origina en células que, en principio tiene una función positiva, pero que se vuelven anormales mediante mutaciones y contribuyen a la aparición del proceso canceroso", subrayó. Ambos investigadores llegaron a la conclusión de que el oncogen en los virus no es un verdadero gen vírico, sino un gen normal del que el virus se apropia durante su multiplicación en la célula donde se encuentra.

Retrovirus

Este descubrimiento constituye la culminación de una serie de investigaciones iniciadas por Peyton Rous al descubrir en 1916, por primera vez, un virus generador de tumores perteneciente a una familia denominada retrovirus. Esto le supuso el premio No bel de Medicina en 1966. Fue a partir del estudio del virus-Rous que Bishop y Varmus pudieron revelar en 1976 la auténtica naturaleza de los oncogenes, sirviéndose de una variante de dicho virus que contenía un gen generador (de cáncer y otra del mismo virus desprovista de ese gen. Con la utilización de estos virus, los investigadores lograron un ácido nucléico capaz de identificar únicamente el virus que contiene un oncogen.La aparición del cáncer es un proceso complicado que se produce por etapas y está basado en las diferentes modificaciones de la masa hereditaria de la célula. Los estudios de oncogenes vira les han arrojado luz sobre el complicado sistema que rige el crecimiento y la multiplicación de las células. A medida que este saber se acrecienta se ha comenzado a comprender la ligazón de los fenómenos que están detrás del crecimiento normal célular. Por todo ello se considera que los trabajos, por los cuales Bishop y Varmus se han hecho acreedores al premio Nobel, son de una importancia primordial en los esfuerzos de la ciencia por enfrentar una de las mayores causas de mortalidad .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de octubre de 1989

Más información

  • Sus investigaciones han ayudado a comprender los sistemas que rigen el crecimiento de las células