Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España negociará en octubre un acuerdo con la oposición

El Gobierno español y la oposición chilena trabajarán en los próximos meses en la elaboración de un acuerdo de trato preferencial, similar al que España tiene con Argentina y, otros países latinoamericanos, para que pueda ser firmado inmediatamente después de la constitución del nuevo Gobierno chileno. El pacto fue acordado en la entrevista que sostuvieron el jueves el jefe del Gobierno, Felipe González, y el candidato único de la oposición chilena a las elecciones del próximo 14 de diciembre, Patricio Aylwin.El dirigente chileno, que visitó España en las últimas 48 boras acompañado por sus dos máxirnos asesores en materia económica, se entrevistó ayer con el rey Juan Carlos, a quien formuló su interés de invitarle formalmente a visitar Chile bajo su próximo Gobierno. Según relató Aylwin, el Rey le comentó que visitar Chile era "un anhelo largamente esperado". Aylwin expresó a Felipe González su deseo de que el presidente del Gobierno español estuviera presente en la transmisión del mando en Chile, el 14 de marzo. González respondió que lo estudiaría.

Aylwin, a quien todas las encuestas auguran un cómodo triunfo en las elecciones del diciembre próximo, las primeras en 16 años de dictadura militar, regresó la pasada madrugada a su pais, tras una gira por cinco países europeos en los que planteó los desafíos que deberá enfrentar su próximo Gobierno y las necesidades de apoyo político y económico de la comunidad internacional para consolidar la democracia.

La delegación chilena pactó con el ministro de Economía, Carlos Solchaga, el viaje a España en octubre próximo de una delegación técnica rnás numerosa, encabezada por el dirigente opositor Sergio Molina, con el objeto de concretar las áreas del apoyo español a la dernocracia chilena. Las áreas más probables de este acuerdo serán las de salud, capacitación profesional y de vivienda según declaró el economista sociaIista chileno Ominami, que asumirá casi con seguridad la cartera de Economía en el nuevo régimen chileno. "No se han acordado cifras, pero tenemos la certeza de que será un aporte generoso por parte del Gobierno español", dijo.

Por su parte, Alexandro Foxley, también miembro de la delegación chilena y probable ministro de Hacienda en el Gobierno de Aylwin, dijo que, durante una reunión sostenida ayer con empresarios de la CEOE y banqueros, les había animado a rnantener y aumentar su inversión en Chile, bajo la garantía de que todos los actuales contratos con Chile serán respetados y, la inversión extranjera se martendrá con reglas estables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de septiembre de 1989