Muere el ministro peronista López Rega, creador de la ultraderechista Triple A

José López Rega, ex ministro de Bienestar Social en los últimos Gobiernos peronistas de los años setenta, murió el viernes por la noche en Buenos Aires a los 72 años. El ex ministro, conocido como El Brujo, fue un siniestro personaje al lado de la presidenta Isabel Martínez, viuda de Perón, estuvo conectado con grupos esotéricos y fue el presunto creador de la Alianza Anticomunista Argentina, organización terrorista de ultraderecha, más conocida como Triple A.

La muerte de El Brujo ha tenido lugar en una semana dominada por rumores de asonadas de militares ultraderechistas y la casi certeza de que el presidente en ejercicio, el radical Raúl Alfonsín, se verá obligado a entregar el poder al candidato elegido el 14 de mayo, el peronista Carlos Menem, probablemente en la primera quincena de agosto, cuatro meses antes de la expiración del actual mandato presidencial.Estaba en la cárcel, casi ciego y devorado por los achaques de la diabetes y otros males. La muerte libró a López Rega de comparecer ante la justicia y responder por sus presuntos crímenes, como fundador e inspirador de la Triple A, que en los años setenta asesinaba, "iluminada por Nuestro Señor Jesucristo". Como aseguraba en uno de sus comunicados, la Triple A cumplía 1entamente pero sin pausa nuestra palabra, y no nos identifiquen con los mercenarios zurdos de la muerte, sino con patriotas peronistas y argentinos".

La irresistible carrera de El Brujo lo llevó de los tugurios, donde cantaba boleros en los años cuarenta, y del puesto de cabo primero de la policía, a hombre de confianza de Perón y de Isabelita, su tercera esposa y sucesora en la presidencia. López Rega no se privó de nada en el campo del esoterismo: rosacruces, masonería, umbanda y conexiones con la logia P-2. Hasta se cuenta que durante su estancia madrileña al lado del Perón exiliado en Puerta de Hierro escribía horóscopos para un periódico vespertino. El periodista Ezequiel Sánchez caracterizó a López Rega como "un marginal" que "aunque lo intentó casi todo no descolló en nada. Enfermo de envidia, se refugió en las prácticas solitarias, mientras ensayaba la bondad como una máscara y la obsecuencia como un estilo". Añade Sánchez que "las veleidades de la astrología, combinada con la perfidia de su vocación autoritaria, devino en alquimia terrible: fabricó un monstruo capaz de ser implacable". El cadáver de López Rega será incinerado hoy en el cementerio de La Chacarita. Para cumplir con su última voluntad, las cenizas de El Brujo serán aventadas en el Río de la Plata. Quizá su mejor epitafio lo formuló el titular de ayer del diario sensacionalista Crónica: "Murió López Rega. Por el mal que le hizo al país nunca debió haber nacido".

"Lo siento mucho"

Más piadoso fue el electo Carlos Menem, que tras recibir la noticia comentó: "No lo sabía, lo siento mucho". Para Menem se acortan los plazos, y todo parece indicar que asumirá la presidencia hacia mediados de agosto, cuatro meses antes de lo previsto en la Constitución. El recientemente cesado ministro de Obras y Servicios Públicos, Rodolfo Terragno, negocia con los Eduardos, el presidente del Senado, Eduardo Menem, y el futuro ministro del Interior, Eduardo Bauzá, la entrega anticipada del poder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 10 de junio de 1989.

Lo más visto en...

Top 50