Miguel Marías: "El borrador del decreto sobre el cine está aparcado"

La negociación con la industria continuará hasta el próximo otoño

Miguel Marías, director general del Instituto de la Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA), afirmó ayer que el borrador del decreto de protección al cine presentado el pasado mes de marzo por el ministro de Cultura, Jorge Semprún, se encuentra "de momento aparcado". Marías hizo esta declaración tras cinco horas de reunión con varios representantes del Comité Interprofesional de la Cinematografía, entidad que agrupa a las diversas asociaciones profesionales del sector, en la que se analizaron las relaciones entre el cine y la televisión y el mercado del vídeo.

La reunión de ayer, que comenzó hacia las diez de la maflana y terminó pasadas las tres de la tarde, es la sexta que mantiene el director del ICAA con el comité, desde que el 10 de abril se iniciasen unas conversaciones encaminadas a "lograr el máximo consenso para llevar a cabo una reglamentación global del sector cinematográfico y audiovisual". Por parte del comité asistieron a la reunión, entre otros, los directores José Luis Cuerda y Juan Antonio Bardem y el productor Luis Megino.Todos los presentes se manifestaron, al término del encuentro, partidarios de continuar las conversaciones y optimistas ante el nivel de coincidencia alcanzado en el diagnóstico de "ese enfermo" que es el cine español. Tanto Marías como Megino señalaron que para solucionar los males de la industria cinematográfica han de adoptarse medidas en estrecha colaboración con otros ministerios, dado que el desaforado crecimiento del mercado audiovisual en los últimos años afecta no sólo a Cultura, sino también a Interior o Hacienda. Juan Antonio Bardem se mostró a favor de que, al final de las conversaciones, el acuerdo alcanzado no se plasme en un decreto, sino en un "paquete de medidas" que pongan orden en el mercado.

Las conversaciones para lograr este objetivo, definido por Megino con la consigna "que el dinero de las películas revierta en la industria del cine", continuarán en los próximos meses, y las medidas concretas no se conocerán probablemente hasta el otoño. La laboriosidad de este proceso negociador entre la Administración y los profesionales del cine llevó a éstos a calificarse ayer, con humor, de .equipo médico habitual".

La reunión de ayer estuvo centrada en el futuro acuerdo marco entre cine y televisión yen lia necesidad de regular el mercado videográfico. El comité ci¡ticó que el director general de RTVE, Luis Solana, no haya aún contestado su solicitud, fechada el pasado 21 de abril, para incorporarse a la mesa de negociaciones entre Cultura y RTVE, y cifra en 12.000 millones de pesetas anuales el fraude producido a la industria del cine por la piratería del vídeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de mayo de 1989.