El SIDA, en ruso

Declaraciones del inmunólogo Rem Petrov, vicepresidente de la Academia de Ciencias de la URSS

"La vacuna contra el SIDA presenta graves problemas técnicos y sociales", señala el inmunólogo soviético Rem Petrov, vicepresidente de la Academia de Ciencias de la URSS. "Si se administra una vacuna experimental a un voluntario y presenta anticuerpos frente al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), se le puede prohibir la entrada en determinados países. Es un proceso complicado". Petrov, de 58 años, cree que no se puede pensar en obtener una vacuna antes de 10 años, considerando que el período de latencia puede oscilar entre los cinco y ocho años.

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en la Unión Soviética presenta dos graves problemas, explica Petrov. El primero es de organización, y, está en vías de solución, según este científico. Se refiere a la realización de pruebas a los donantes de sangre para impedir la extensión de la enfermedad a través de las transfusiones, la información a la población general y la disponibilidad de pruebas de diagnóstico y de medios preventivos. "Somos un país muy grande y todavía tenemos que comprar en el extranjero parte de los sistemas de diagnóstico, aunque ya se producen en 400 laboratorios. Faltan también jeringas y condones".[Según informaciones publicadas por el diario Komsomolskaia Pravda el pasado mes de enero, facilitadas por el académico Valentin Pokrovski, el SIDA había causado, hasta esa fecha, la muerte a seis personas y 149 eran seropositivas. En esa fecha, la URSS inició una campaña de información sobre el SIDA, después de que se difundiese que 27 niños menores de dos años fueron contagiados en una clínica de la ciudad de Elista (republica autónoma de Kalmyka) a través del uso múltiple de jeringuillas.]

"Peptoscreen"

Petrov no oculta la dificultad del segundo problema, el científico. "La vacuna es muy dificil de lograr. La estamos estudiando por dos vías, la sintética y por ingeniería genética". Luego están los temas de diagnóstico y de tratamiento. Petrov cree que los dos aspectos del problema se deben tratar en paralelo, sin descuidar ninguno en favor del otro.Los científicos soviéticos utilizan un sistema de diagnóstico propio basado en péptidos, el peptoscreen, que tiene la ventaja de eliminar la manipulación de los virus.

El aspecto legal es especialmente conflictivo en la URSS respecto al SIDA. Los extranjeros que vayan a permanecer más de tres meses en la URS S deben someterse a pruebas de detección y las personas que sabiendo que son portadores contribuyan a extender la enfermedad se enfrentan a penas de cárcel. Petrov cita estas leyes, pero recuerda que también existe en la URSS la posibilidad de realizar pruebas anónimas de detección, sin que se exija ningún tipo de identificación.

Rem Petrov es un inmunólogo de renombre que dirige el departamento de biotecnología inmunológica en el Instituto de Inmunología de la URSS, creado hace sólo ocho años, del que ha sido director durante cinco años.

Asociación URSS España

Nombrado recientemente presidente de la asociación URSS-España, ha visitado Madrid para entrar en contacto con la asociación recíproca existente en España y ha aprovechado para realizar contactos con científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y del Centro Ramón y Cajal del Instituto Nacional de la Salud (Insalud). También ha visitado otras ciudades españolas.Su opinión sobre el estado de la biología en la URS S es relativamente optimista. "Ha habido grandes progresos en ingeniería genética, sobre una base de genética molecular ya existente". Cita el programa ya aprobado en la URSS para investigar el genoma humano, de posible aplicación en el tratamiento de enfermedades hereditarias, como uno de los más importantes, que forma parte de un esfuerzo internacional.

Aspectos de la biotecnología como la síntesis de proteínas, la creación de nuevas especies vegetales y el diagnóstico de enfermedades en plantas, animales y humanos son otros citados por este científico, que, en el plano político, piensa que la reciente elección del disidente Andrei Sajarov como diputado por la Academia de Ciencias de la URSS es un signo más, pero no especialmente importante, del proceso de democratización que tiene lugar en su país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de abril de 1989.

Lo más visto en...

Top 50