Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno recibió ayer un testamento de Dalí de 1982 que nombra al Estado heredero universal

El artista dictó otro en 1980 a favor de la Administración central y de la Generalitat a partes iguales

El pintor catalán Salvador Dalí instituyó "heredero universal y libre de todos sus bienes, derechos y creaciones artísticas al Estado español". Ésta es la principal frase de la cláusula tercera de un testamento que Dalí dictó el 20 de septiembre de 1982. Dicho documento anula en principio el anterior testamento de Dalí, de 1980, por el que, al parecer,legaba sus bienes a partes iguales al Estado y a la Generalitat de Cataluña. La citada cláusula llegó ayer al Ministerio de Educación, que, a su vez, la remitió al de Cultura. La existencia de este nuevo testamento -todavía no hay certeza absoluta de que sea el último documento en que se recojan las postreras voluntades dei artista- fue revelada también ayer por la revista Cambio 16.

El envío al Ministerio de Educación por el notario de La Bisbal, José María Foncillas, ante el que Dalí dicto el testamento, es preceptivo, según el párrafo 1 del artículo 1.944 del reglamento notarial de 1944. Actualmente, según la ley del Patrimonio Histórico, sus funciones las asume el Ministerio de Cultura y, pronto, parte de ellas pasarán al de Hacienda.La comunicación sólo contenía la cláusula tercera del testamento, que dice: "

[Dalí] Instituye heredero universal y libre de todos sus bienes, derechos y creaciones artísticas al Estado español, con el fervoroso encargo de conservar, divulgar y proteger sus obras de arte".

Las instituciones aguardarán hasta conocer oficialmente el testamento de Salvador Dalí para adoptar cualquier decisión sobre el futuro del legado del pintor. La última voluntad del artista de declarar heredero universal de sus bienes al Estado español es radicalmente distinta a laque preveían sus más directos colaboradores, especialmente el abogado Miguel Doménech -cuñado del ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo-, quien en los últimos años había reiterado su convencimiento de que la Administración central y la Generalitat se repartirían el legado del artista a partes iguales.

Las fuentes consultadas por este diario desconocían ayer si Dalí había otorgado o no algún codicilo que complementara o matizara en alguna de sus partes el mencionado testamento, sobre cuyo contenido Doménech afirmó: "Es posible, según el esquema mental de Dali". El secretario del pintor, Roben Descharnes, que llevaba un diario puntual de las actividades de Dalí, declaró, en cambio, que no tenía conocimiento de que éste se hubiera entrevistado con el notario en la fecha mencionada.

El conseller de Cultura de la Generalitat, Joan Guitart, expresó el pasado viernes, en el curso de una conversación privada, su creencia de que Dalí había testado a favor de la Generalítat y de la Administración apartes iguales. La ereencia de Guitart estaba sin duda relacionada con las informaciones reiteradas en los últimos años por el abogado del pintor, Miguel Doménech, que creía, a su vez, que el testamento de Dalí había sido redactado en los mismos términos y otorgado en la misma fecha -1980- que el de su esposa, Gala. A este testamento, siempre según las manifestaciones de Doménech, se habrían añadido unas disposicionescomplementarias, dictadas en 1983.

Esas disposiciones complementarias, sin embargo, no fueron sólo eso, un complemento,

sigo lue Dalí llamó al notario FonciIlas a su castillo de Púbol para notificar sustancialmente su voluntad, excluyendo cualquier mención a la Generalitat. Portavoces oficiosos consultados por la agencia Efe señalaron, sin embargo, que esta última voluntad del artista era "un mero cambio de matiz", y subrayaron que su contenido "no implicará ningún cambio en relación con la negociación posterior que ya estaba previsto llevar a cabo" para repartir el patrimonio del artista entre los beneficiarios. En este sentido, Doménech comentó ayer que "todos somos Estado".

El alcalde de Cadaqués, Miquel Figueres, dijo a este diario: "El contenido del testamento de Dalí que ha revelado una revista dará lugar a equívocos, auncue pienso que todas las instituciones implicadas forman parte del Estado español y por tanto deberemos negociar, no para repartir su legado, sino para que cada cosa esté en el mejor lugar".

El notario Foncillas, por su parte , afirmó a este periódico que sólo existe un ejemplar válido del testamento y que dicho ejemplar, que obra en su poaler, no ha sido todavía divulgado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de enero de 1989