Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángel Amigo, un joven pionero del cine vasco

Su última producción, 'Ander eta Yul', traspasa el ámbito de Euskadi y se estrena en toda España

Periodista y productor de cine, Angel Amigo nació en Rentería hace 36 años. No parece mucho tiempo, pero a éll le ha bastado para hacer no pocas cosas. Aparte de empezar tres carreras y no concluir ninguna, se afilió a ETA y, tras un corto período de actividad militante, fue detenido. Un consejo de guerra le condenó a 15 años de cárcel. De esa capacidad de superviviente arranca su vocación de productor. Como tal ha realizado La fuga de Segovia, dirigida por Imanol Uribe; La conquista de Albania, de Alfonso Ungría; tres cortos para Euskal Telebista; Los cuatro viéntos (sobre la vida del escritor Lauxeta), y Ander eta Yul, dirigida por Ana Díez y que acaba de ser estrenada en Madrid.

Ángel Amigo cuando vuelve a la vida llamada normal se entrega a su primera vocación, quizá la más honda de todas las suyas: el periodismo.Ya a los 16 años había trabajado para Radio Popular de San Sebastián con Iñaki Gabilondo y luego en el diario donostiarra Unidad. Ahora trabaja en Zeruko Argia de Pamplona, más tarde en Punto y hora de Euskalherria y luego en Egin, reclamado por su primer director, Mariano Ferrer. Fue allí donde se dedicó a una de sus pasiones : escribir la crónica política; mientras, escribe dos libros, una biografila de Pertur y La fuga de Segovia, que posteriormente llevó a la pantalla como productor.

Cuando Herri Batasuna se hace mayoritariamente con el control de Egin, deja el periódico junto con otros disidentes, tras una huelga de 10 días en la que actuó como portavoz del comité de empresa. Después pasó por la fugaz revista Ere, fundada en su mayoría por los desterrados de Egin: ahí trabajaba cuando Imanol Uribe le propuso escribir el guión de Lafuga de Segovia. Esa fuga que intentó tantas veces y que le brindó el argumento.

Cuando Uribe y él acabaron el guión aún no contaban con financiación de ningún tipo, pero por aquel entonces las competencias cinematográficas acababan de pasar al Gobierno vasco y allí se fueron con su proyecto. De este modo comenzó su andadura como productor.

Superviviente

"Yo mismo quisiera tener una respuesta a por qué soy productor de cine. No se trata de ningún deseo premeditado, pues aunque yo iba mucho al cine nunca tuve intención de dedicarme a ello. El hecho de que no me las haya arreglado mal del todo en este campo se debe a que el cine es un mundo de supervivientes y sobrevivir es algo que siempre he sabido hacer. Creo que ésa y no otra es la clave de mi éxito en este oficio".

Por el momento ha producido La fuga de Segovia, dirigida por Imanol Uribe, La conquista de Albania de Alfonso Ungría, tres cortos para Euskal Telebista, Los cuatro vientos (sobre la vida del escritor Lauxeta) y por fin Ander eta Yu1, dirigida por AnaDíez y que acaba de ser estrenada en Madrid.-Entodas mis películas se ha dado una divergencia entre las opiniones de los críticos del País Vasco y los del resto del Estado. Los primeros muestran una postura más rígida, más exigente, no sé, quizá más negativa. Pero en el caso de mi última película la disparidad ha sido extrema: en otras ocasiones las diferencias eran más bien de tono, de disposición, pero con Ander eta Yul han ido del cero al infinito".A nder eta Yul cuenta la historia de dos amigos de la infancia, uno de ellos convertido en traficante de droga y el otro en etarra. Esta amistad acabará en la e ecución del traficante por su implacable amigo. El tema ha sido tachado de "oportunista" en el País Vasco y de "valiente" en el resto del Estade, por ser la primera vez que se presenta abiertamente a ETA como una especie de nueva inquisicién, partidaria del juicio sumarísinio sin defensa ni apelación y de la pena de muerte."Respecto a lo de oportunista, debo decir que la idea me rondaba por la cabeza desde hace cuatro años, cuando vi en París una película irlandesa llamada Cal, que trata de la repercusión de la violencia en la vida privada. Baste una anécdota: puse a uno de los traficantes el nombre de Berridi en homenaje al responsable de la fotografia de la película, en recuerdo de nuestras discusiones previas, cuando él me decía que no entendía qué interés podía tener un argumento de tan escasa vigencia en Euskadi. Al poco tierripo, los milis iniciaron su campaña de ejecuciones de supuestos traficantes de droga. Si alguien puede ser llamado oportunista serán ellos, no yo. El mismo día que la película se estrenaba en el último festival de cine de San Sebastián, ETA asesinó por la mañana a un supuesto traficante".

P, Ángel Amigo, como a todo pr(xluctor de indudable y polémico éxito, no le faltan detractores. Se le acusa reiteradamente de acaparador de subvenciones. Él asume las críticas y replica:

"Es indudable que soy la persona que más subvenciones ha recibido. Pero también hay que decir que soy el que más dinero no público ha encauzado para esas películas. Me han sido dadas subvenciones muy fuertes,pero ha sido para producciones aún más caras. Además, puede decirse que he recibido mucho más dinero de la Administración central que de la vasca. Tampoco es cierta la acusación de que trabajo sin riesgo. Existen dos formas de tener cubierta una película, con ventas o con subvenciones. Creo que la gente confunde lo uno con lo otro. Lo que he hecho en Ander eta Yul con TVE es en realidad una venta. Nunca he tenido una película cubierta sólo con subvenciones, sino siempre sumando subvenciones y ventas. Es decir, con mi trabaJo".

Sello personal

Si a Ángel Amigo se le comenta que el cine vasco suele ser más bien dramático, incluso tétrico en ocasiones y se le hace la pregunta de ¿por qué no hay argumentos más luminosos o humorísticos?, suele responder con el argumento del conflicto. "Porque es mucho más fácil conseguir dinero para un drama que para algo supuestamente cómico. Además, como todos los proyectos cinematográficos de Euskadi tienen un sello muy personal y la mayoría de las personas aquí están muy marcadas por el conflicto político, es lógico que haya muchas películas sobre este tipo de enfrentamiento s. Pero también ha habido películas sobre otros temas aunque han pasado desapercibidas o películas políticas sin éxito, como El gofflo de Vizcaya o Los reporteros". Se habla mucho del cine vasco, como un fenómeno de gran envergadura e importancia.

"En Euskadi, gente que vivamos del cine hay muy pocos. Se habla mucho de nosotros porque hacemos cosas muy ruidosas o quizá porque da la impresión de que este país está desquiciando un poco al resto del Estado, pero la verdad es que casi no existen proyectos al año. Aquí cualquiera puede ser productor o creer que lo es, por lo que hay más productores que películas. Desde que yo empecé en este oficio hace ocho años se han debido hacer unas 25 películas: cinco son mías, dos de Querejeta, tres de Uribe, dos de Olea... Es decir, todas hechas entre seis productoras cuando en Euskadi existen más de 20".

Entre sus proyectos futuros figura una película de humor con TVE, hecha por técnicos y actores del País Vasco, otra sobre los indios lacandones -los últimos mayas- en la trayectoria cultural del V Centenario y una adaptación con José Antonio Zorrilla como coguionista de El invierno en Lisboa, de Mufloz Molina.

"Ahora quisiera también pasar una temporada en Estados Unidos, para cambiar un poco de aires. Por lo demás, seguiré como siempre. No tengo otra trayectoria más que la de trabajar con gente joven, con grupos independientes, y seguir la única lógica que me conozco bien, la de meterme en líos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de enero de 1989