Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El disidente Siniavski regresa a Moscú tras la muerte del poeta Iouli Daniel

El escritor disidente soviético Andrei Siniavski y su mujer, que viajaron a Moscú después de 20 años de exilio con motivo de la muerte del poeta louli Daniel, que falleció el pasado 30 de diciembre, fueron molestados por la policía, según denunció el matrimonio a los corresponsales extranjeros acreditados en la capital soviética.

El matrimonio Siniavski se había desplazado con la viuda de louli Daniel, Irina, a la dacha del poeta -junto a la que Andrei Siniavski fue condenado en febrero de 1966 a varios años de internamiento en un campo de trabajo bajo la acusación de "agitación" y "propaganda" antisoviética-, a una veintena de kilómetros al suroeste de Moscú.Nada más llegar, dos policías se presentaron en la dacha pidiendo ver a Siniavski y su mujer para, inmediatamente, pedirles que les acompañaran hasta Moscú. Andrei Siniavski ' como extranjero, no tenía derecho a abandonar Moscú, según le explicaron los dos policías.

La viuda de louli Daniel se declaró "profundamente ofendida" y denunció esta actuación como "repugnante". La esposa de Andrei Siniavski acusó a la policía de seguridad, el KGB, de haber montado el incidente.

Según afirmó la viuda del poeta Daniel, Siniavski y su mujer obtuvieron el visado para la URS S gracias a la intervención personal del ministro de Exteriores, Edvard Shevardnadze. Un colaborador de Shevardnadze telefoneó a la viuda de Daniel y le comunicó que los visados para los Siniavski estarían listos para el día 1 de enero, al tiempo que le transmitía el pésame de su departamento por la muerte del poeta soviético, "la única condolencia oficial que he recibido", manifestó la viuda de Iouli Daniel.

La única salida

Andrei Siniavski y su mujer, que habían intentado sin éxito regresar a la URSS desde el mes de agosto de 1987, obtuvieron sus visados de entrada el pasado 12 de enero, por una duración de una semana. Siniavski, que vive exilado en París desde 1973, se ha declarado "fervoroso partidario de la perestroika", en la que ve "la única salida para Rusia" y asegura tener una impresión "muy favorable en lo que concierne a la actividad cultural en la URSS.Su buena impresión de la perestroika se ha visto ensombrecida por el incidente policial. El escritor ha subrayado en Moscú que "el KGB, como siempre, viola los derechos de los ciudadanos", e indicó que no existe ninguna garantía de que la perestroika se mantenga. Preguntado acerca de si piensa volver a la URSS, respondió: "¿Cómo hacerlo si me atropellan a los tres días de estar aquí?".

Algunos periodistas soviéticos han propuesto a Siniavski publicar alguno de sus artículos editados en Occidente, pero el escritor no ha aceptado por el momento. Dos semanarios, Noticias de Moscú y Nedelia (La Semana), han publicado entrevistas con Andrei Siniavski realizadas en París.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de enero de 1989