Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los aranceles enfrentan al PSOE con el Gobierno canario

El PSOE ha acusado al Gobierno de Canarias de incurrir en prevaricación, al paralizar, desde el pasado día 1, el desarme arancelario a las mercancías procedentes de los países de la Comunidad Europea (CE). "Es una medida ilegal", según declaró Jerónimo Saavedra, secretario general de dicho partido, mayoritario y en la oposición en el archipiélago. En su opinión, "la norma ha sido dictada a sabiendas de que es injusta". Por su parte, Juan Alberto Martín, portavoz socialista en el Parlamento, señaló que el Gobierno compromete en este posible delito a sus propios funcionarios de la consejería de Hacienda.

La suspensión, que ha sido anunciada públicamente por el ejecutivo autonómico en funciones (el nuevo presidente, Lorenzo Olarte, del CDS, toma posesión hoy) y deberá ser ratificada por el consejo de gobierno, entró ya, sin embargo, en vigor, coincidiendo con el inicio del nuevo año y la presidencia española.

Esta circunstancia ha originado un grave conflicto entre las autoridades regionales y la Administración central, ya que con dicho paso las islas incumplen unilateralmente el protocolo número dos de adhesión a la CE. "No había otra solución, ante el reiterado silencio de MadrÍd", indicaron los distintos representantes del Gobierno consultados. Éstos insisten en que el contencioso está planteado frente al Gobierno de la nación.

Los empresarios se muestran divididos; apoyan dicha postura de fuerza en Las Palmas, pero no en Tenerife, donde el presidente de la patronal, José Fernando Rodríguez de Azero, declaró ayer a este periódico que "no es presentable ante Bruselas", si bien justificó el malestar que la origina. El sector agrícola se muestra preocupado ante el temor de posibles represalias de la CE a la entrada de los productos canarios en el mercado europeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de enero de 1989