Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NOVELA, POESÍA Y ENSAYO

Muñoz Molina, Gamoneda y Albiac, premios nacionales de Literatura

La narración 'El invierno en Lisboa' ya fue premiada por la crítica

Antonio Muñoz Molina obtuvo ayer, a los 32 años, el Premio Nacional de Literatura con su novela El invierno en Lisboa, que ya consiguió el premio de la crítica. Antonio Gamoneda obtuvo el Nacional de Poesía con Edad, recopilación de su poesía anterior, y el filósofo Gabriel Albiac consiguió el de Ensayo con La sinagoga vacía. Un estudio de las fuentes marranas del espinosismo, sobre investigaciones en archivos europeos. Los tres galardones, convocados por el Ministerio de Cultura y fallados por un jurado heterogéneo, están dotados con 2,5 millones de pesetas. Hoy se falla el Premio de las Letras Españolas.

Muñoz Molina se enfrentaba ayer por la mañana al problema de cómo levantar a un personaje que había "dejado tirado" la noche anterior al final de un capítulo, -"ya sabes, tan tirado como a veces quedamos nosotros mismos"-, cuando un periodista le informó de su galardón. No se lo creyó porque, dice, "soy de los que no creen que las cosas buenas me vayan a pasar a mí". La llamada oficial del director general del Libro le dejó "como aplanado". Esta novela fue elegida a la quinta votación, y quedó finalista Nuestro milenio, de Paloma Díaz-Más, novela de una "gran belleza formal", según explicó la jurado Marina Mayoral.Creerse escritor

El invierno en Lisboa fue galardonada ya con el premio de la Crítica, con lo que Muñoz Molina repite el precedente del año pasado, cuando Luis Mateo Díez consiguió también los dos premios con La fuente de la edad.

"Uno no acaba nunca de creerse que es escritor", comentó Muñoz Molina, que sin embargo escribe intensamente desde los 14 años y es uno de los poquísimos autores que dedica todo su tiempo a la creación. Su única novela anterior es Beatus Ille, que obtuvo el premio Ícaro. Aparte de otras consideraciones, éste es el primer premio que no supondrá un castigo para su bolsillo, pues aunque los anteriores otorgaron más prestigio que riqueza, las celebraciones fueron en cambio sonadas. Muñoz Molina, natural de Úbeda, reside en Granada.

"Mi trayectoria en poesía empieza en el terreno de un deseo, de un idealismo, que pasa luego en mi segunda juventud por una experiencia de lucha más bien dura y llega después al desengaño, a la serenidad y a un pacto con el fracaso de la vida. Ahora se empieza a ver la muerte, al mismo tiempo que el recuerdo", dijo Antonio Gamoneda en León, informa Marifé Moreno. Premio Castilla-León de las letras, Gamoneda, de 57 años, destaca por la originalidad de su creación, explicó el jurado Carlos Bousoño, su capacidad de evolución y su lenguaje, "sorprendente, con hallazgos verbales y giros inesperados". El poeta nació en Oviedo en 193 1, y reside en León desde 1937.tos críticos le clasifican como integrante de la Generación del medio siglo. El tono de su obra es de un pesimismo humanista, inconformista y es también en cierto modo autobiográfica. Edad, la antología que premian ahora, fue elegida a la tercera votación. Quedó finalista el poemario Palau d'hivern, de Alex Susanna.

El ensayo de Gabriel Albiac, realizado a partir de investigaciones en los archivos de Amsterdam, París y Madrid, supone una primera atención sobre la cultura sefardí, que hasta el momento ha sido más bien desdeñada en España, dijo el periodista Eduardo Chamorro, miembro del jurado. Fue finalista en el premio nacional de ensayo el libro La lección de Sheherezade, de Enrique Linch. El jurado estuvo presidido por los directores generales del Libro y del Centro de las letras españolas, sendos representantes de las academias española, gallega y vasca y del Instituto de Estudios catalanes, cuatro profesores de universidad , cuatro personalides del mundo de la cultura (tres de ellos periodistas de Madrid) y tres miembros de las comisiones seleccionadoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de junio de 1988