Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HACIA LA ANSIADA PAZ

Pakistán, seguro de que habrá acuerdo entre las superpotencias

El presidente de Pakistán, general Mohamed Zia Ul-Haq, anunció ayer ante el Parlamento de su país que, "según informaciones no oficiales" Estados Unidos y la Unión Soviética han llegado a un acuerdo sobre la asistencia a sus respectivos aliados en Afganistán. El general Zia indicó que de acuerdo a las informaciones recibidas, Moscú podrá continuar ayudando militarmente al Gobierno de Kabul y Washington a la guerrilla afgana.Al mismo tiempo, en Tashkent, donde están reunidos desde el miércoles el líder soviético, Mijail Gorbachov, y el presidente de Afganistán, Mohamed Najibulá, se asegura que han sido superados los "últimos obstáculos" para la firma de un acuerdo. Gorbachov y Najibulá hicieron un llamamiento para que de inmediato" se firme el acuerdo entre Pakistán y Afganistán, que viene negociandose desde hace seis años por mediación de las Naciones Unidas, en Ginebra.

La cuestión de la "simetría" en la interrupción de los suministros de armas se había levantado como el gran obstáculo de las negociaciones de Ginebra. En Moscú, el portavoz de la diplomacia soviética, Guenadi Guerasimov, dijo en relación a las afirmaciones del presidente Zia sobre la continuación de la ayuda a ambos bandos que "el proceso continua su curso. Esperemos que culmine pronto".

En Ginebra, donde los ministros de Exteriores de Afganistán, Abdul Wakil, y Pakistán, Zain Noorani, negocian desde el 2 de marzo pasado los últimos detalles del texto, se cree que todo está listo para su firma. Diego Cordovez, el mediador de las Naciones Unidas que, cuando se vayan las tropas soviéticas de Afganistán, ayudará a los afganos prosoviéticos y fundamentalistas a formar un Gobierno de reconciliación nacional, aplaudió la "voluntad política" de los negociadores. El miércoles, el portavoz de la Casa Blanca, Marlin Fitzwater, indicó que EE UU había presentado a la URSS una nueva, y aparentemente definitiva, propuesta que ha sido, sin duda, la que ha roto el bloqueo, al acabar con la espinosa cuestión de la "simetría" en el cese de las ayudas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de abril de 1988