Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Afganistán acepta el calendario paquistaní para la retirada soviética

El ministro de Asuntos Exteriores de Afganistán, Abdul Wakil, anunció ayer, en una conferencia de prensa, que, si Pakistán no presenta ninguna nueva condición, "por la parte afgana está concluido" el acuerdo sobre la retirada de las tropas soviéticas de Afganistán. Wakil señaló que la atmósfera "favorable y positiva" de esta undécima ronda de conversaciones indirectas entre Pakistán y Afganistán ha llevado al Gobierno de Kabul a aceptar el calendario paquistaní para la retirada.

ENVIADA ESPECIAL, "Hemos aceptado que la retirada se realice en nueve meses", destacó Wakil, y añadió que ese mismo "espíritu constructivo" ha llevado a Kabul a acordar que "el 50% de la totalidad de las tropas soviéticas abandonen Afganistán en los tres primeros meses".El Gobierno de Mohamed Najibulá pretendía una retirada en 18 meses, pero la declaración del líder soviético, Mijail Gorbachov, del 8 de febrero pasado, en que reducía el período a diez meses, hacía prever un acuerdo en este sentido. Gorbachov también anunció que la mayoría de los soldados abandonarían el vecino país en las primeras semanas del acuerdo.

"Por nuestra parte no queda nada importante por resolver", dijo Wakil. Lo que significa que ahora depende exclusivamente de Islamabad la firma del acuerdo que permitirá que -según estipula uno de sus protocolos-, comience a los 60 días la retirada de las tropas que invadieron Afganistán en diciembre 1979. Se estima que actualmente hay unos 115.000 soldados soviéticos.

Sin embargo, Zaín Noorani, ministro de Exteriores de Pakistán, señaló al término de la reunión de ayer con el mediador de las Naciones Unidos, Diego Córdovez, que Pakistán quiere una "solución global y no parcial" de la guerra de Afganistán, de manera que los cinco millones de refugiados afganos -tres en Pakistán y dos en Irán- puedan volver a su país.

Para el jefe de la diplomacia paquistaní, la formación de un Gobierno de transición de gran amplitud en Afganistán es la única forma para garantizar la paz y la seguridad en ese país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 1988

Más información

  • La firma del acuerdo depende ahora de Islamabad