La exposición 'España: 50 años de moda' reúne diseños de medio centenar de creadores

148 trajes figuran en la muestra, que se inaugurará el día 27 en Barcelona

La exposición España: 50 años de moda se Inaugurará el próximo día 27 en el Palau de la Virreina, de Barcelona, donde permanecerá instalada dos meses, para viajar después a Madrid y Roma. Figuran en la muestra 148 trajes de creadores españoles, desde Balenciaga y Pedro Rodríguez hasta Sybilla y Agatha Ruiz de la Prada, con una disposición cronológica que permite seguir la evolución del diseño de moda en el país desde 1937. La exposición, que ocupa 16 salas y ha costado más de 24 millones de pesetas (aportados por el Ayuntamiento de Barcelona, el Centro de Diseño y Moda del Minisiterio de Industria y dos patrocinadores privados), cuenta con distintos espacios dedicados a la fotografía de moda, a las revistas especializadas, a la interrelación entre moda y arte y a las maniquíes que exhiban alta costura.

Más información

En estos cincuenta años ha habido pioneros, víctimas, mártires y triunfadores", señala Egidio Ghezzi, responsable del proyecto y la dirección artística de la exposición. "En la muestra se puede ver de dónde ha salido todo: las raíces y los fundamentos de la moda española". "Partimos de 1937 porque es una fecha simbólica, el año en que Balenciaga presentó su primera colección en París", añade Pilar Garrigosa, comisaria general.La exposición, resultado de un año y medio de trabajo, pretende ser muy didáctica y está ordenada cronológicamente. Plafones informativos complementan la visión de los trajes, tres modelos de cada creador, y se han buscado además seis fotografias de otros vestidos que muestren el trabajo y la evolución de cada uno. Se ha seleccionado sólo autores con colección propia firmada y presentada en pasarela. La muestra ha contado con la asesoría histórica de la directora del Museo Textil y de la Indumentaria, de Barcelona, Rosa Mª Martín.

Vestidos de lujo

La primera parte está dedicada a los años cuarenta-cincuenta; se encuentran representados Balenciaga, Pedro Rodríguez, Asunción Bastida, El Dique Flotante, Santa Eulalía, Carmen Mir, Rosser, Pedro Rovira, Marbel, Marbel hija, Vargas Ochagavía, Herrera y Ollero, Lino, Natalio, y Rosina. "Los agrupamos bajo el epígrafe de Alta Costura", dice Ghezzi. "Se trata de creadores que trabajaban para la única gente que podía permitirse el lujo de hacerse trajes de diseño: la alta burguesía. Son en su mayoría trajes de noche o gala; se diseñaban uno por uno y el estilista confeccionaba directamente a partir del cliente, teniendo en cuenta su estatura, su cintura, incluso el color del cabello y de los ojos. El resto de la gente se vestía con las modistas de piso, que compraban patrones y copiaban en otros tejidos los originales de seda, por ejemplo. No se compraba en tiendas".Los años sesenta vieron los últimos coletazos de la alta costura (Pertegaz, Elio Berhanyer) y, el inicio de una nueva época marcada por la irrupción de nuevos materiales, las fibras, y por la industrialización de la moda. "En la muestra hacemos referencia a dos calles: Tuset, en Barcelona, y Serrano, en Madrid, las primeras en las que la gente paseaba para ver moda en los escaparates", dice Garrigosa. Vienen años de cambios: la explosión de formas y colores, los estampados psicodélicos, maxifaldas, minifaldas, pantalones pata de elefante. Las secciones Españoles en el Mundo (A. del Castillo, Raphael, Julio Lafitte, Paco Rabanne, Mariano Fortuny), y Moda Industrializada (Andreu, Josep Ferrer, A. Meneses, Esteban Pila, Juanjo Rocafort, J. Sevilla, F. Delgado, y P. del Hierro), reflejan estos tiempos.

La sección Prêt a Porter da cuenta de la irrupción de la moda "lista para llevar" y de un momento en el que se empieza a identificar el estilo de cada diseñador (Margarita Nuez, Roser Marcé, Adolfo Domínguez, Pepe Reblet, Jesús del Pozo, Toni Miró, Francis Montesinos, Manuel Piña, Paco Casado, Daniel Carbocci, Nacho Ruíz, y Kima Guitart). A partir de los 80, algunas tiendas -a las que se les dedica un apartado- compran ya diseño español, y, en los últimos tres o cuatro años, se produce la explosión de la moda española. La sección Actualidad y Vanguardia presenta diseños de Eduardo Bosch, Teresa Ramallal, Jordi Cuesta, Roberto Verinno, Purificación García, Jorge Gonsalvez, Sybilla, Antonio Alvarado, Agatha Ruiz de la Prada y Pedro Morago.

Museos y coleccionistas

Reunir los trajes ha sido una tarea ardua, según los organizadores, que aseguran haberse encontrado en algunos casos con reticencias y confusas desconfianzas. Especialmente difícil ha sido conseguir modelos de la primera época, "algunos trajes de noche, celosamente custodiados y conservados, nos han sido negados de forma incomprensible", señalan. Parte de los vestidos han sido prestados por particulares, y otros proceden del Museo Textil y de la Indumentaria."No se trata tan sólo de una exposición nostálgica, de recuerdo, sino de un estímulo para el futuro", señala Ghezzi. "Además, es importante que los jóvenes diseñadores vean lo que ya se ha hecho y trabajen a partir de ahí".

La idea general que puede desprenderse de la muestra, según Ghezzi, es que la española "ha sido una moda pobre, pero no por culpa de los españoles, sino del ambiente que se ha respirado durante cuarenta años". "Todos los creadores tuvieron que irse fuera y consagrarse en el extranjero", prosigue Ghezzi, que considera muy significativo el hecho de que "aquí en 50 años, tenernos 50 creadores de moda; hoy mismo en Milán trabajan más de 80".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 25 de octubre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50