Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lara apuesta por la novela histórica como ganadora del Premio Planeta

El editor José Manuel Lara señaló ayer, en una rueda de prensa convocada con motivo del 36º Premio Planeta de novela que se falla esta noche en Barcelona, que entre las obras finalistas que prefiere "dos son de carácter histórico y otra se refiere a un tema común de la vida cotidiana".Como suele ser habitual, las tradicionales y ya famosas declaraciones del editor antes de la concesión del premio dieron lugar a todo tipo de especulaciones sobre quienes, de entre los 26 novelistas que han accedido a la final, se harán con los 15 millones de pesetas del primer premio y los cuatro que recibirá el accésit. Lara forme parte del jurado Junto al gerente del Grupo Planeta, Manuel Lombardero Suárez, y los escritores Ricardo Fernández de la Reguera, Antonio Prieto, Carles Pujol y José Mª Valverde.

En torno a la posibilidad de que uno de los premiados fuera Fernando Fernán-Gómez, el editor se limitó a comentar que su experiencia con novelas susceptibles de convertirse en guiones cinematográficos había sido negativa. "Les ruego que no me pregunten por los títulos favoritos", atajó, "porque, además, cuando los digo luego no salen premiados", señaló. Pero reconoció a renglón seguido que las tres novelas que más le gustaban ya estaban en la imprenta, preparándose para salir a la calle.

Este año han concurrido al Premio Planeta 334 obras, de las cuales 12 proceden de América del Norte y del Centro, 46 de Suramérica, 17 de Europa y el resto de España, donde destacan los 45 originales procedentes de Madrid y los 30 de Barcelona, mientras 101 de las presentadas no especifican su procedencia. Según hizo saber ayer José Manuel Lara, hasta el momento se llevan vendidos 12.550.000 ejemplares de las novelas ganadoras de anteriores convocatorias.

De los varios premios que convoca la editorial, Lara dijo que "el último hijo tonto que me queda es el Ramón Llull, de narrativa catalana", del que, refiriéndose a las obras ganadoras, aseguró haber conseguido vender un máximo de 25.000 ejemplares por título. "Pero he prometido al presidente Jordi Pujol que no pararé hasta que consiga vender 100.000", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 1987