Descubierta en Gerona una estafa de 40 millones de pesetas a viticultores franceses con certificaciones falsas del SENPA

Alein Veille, un súbdito francés con residencias conocidas en Panamá y l'Escala (Gerona), es el presunto autor de una estafa de 40 millones de pesetas a productores de vino franceses, según ha informado el gobernador civil de Gerona, Pere Navarro. Según las diligencias que se siguen en el Juzgado de Instrucción número 3 de Gerona, Veille y un socio suyo, apellidado Laconte, entregó y cobró a los productores franceses certificaciones falsas con el sello y la firma del jefe del SENPA, según las cuales había quemado en la alcoholera de Vilajuiga (Gerona) 100.000 hectolitros de vino en concepto de transformación de excedentes comunitarios.

En la alcoholera de Vilajuiga -que Veille pretendía comprar-, no se ha transformado ninguno de los litros de vino falsamente certificados. La estafa fue detectada el pasado 6 de julio, pero las diligencias se mantuvieron en secreto hasta el miércoles pasado por orden del Gobierno Civil gerundense, que ha querido evitar un problema de imagen con los productores franceses que compran vino de baja calidad al Estado español para cumplir las exigencias de eliminación de excedentes de vino comunitario. Esta práctica, totalmente legal, ha representado una solución para la producción de muchos vinos españoles de baja calidad tras la incorporación de España a la Comunidad Europea. Los franceses compran cosechas españolas y las transforman en alcohol para cumplir los cupos que les exigen.

La estafa de Alein Veille fue descubierta cuando un viticultor francés, al que le había comprado el derecho de transformar los excedentes, comprobó las certificaciones entregadas por el presunto estafador. En Vilajuiga no se había transformado el vino y, al parecer, la firma del jefe del SENPA era falsificada. Alein Veille, que trabajaba en nombre de la empresa española Compañía Internacional Textil Hispanosuiza, SA, ha desaparecido tras descubrirse la estafa.

Transformación de excedentes

Veille había mostrado su voluntad de comprar la fábrica de alcohol de Vilajuiga por 87 millones de pesetas y había adelantado 8,5 millones a las siete cooperativas de vino de la comarca gerundense del Alt Empordà que actualmente son propietarias de la fábrica. En teoría, Veille compraba vino español a cuenta de los productores franceses y lo transformaba en alcohol a cambio de las certificaciones de transformación de excedentes exigidas por la CE. La Compañía Internacional Textil Hispanosuiza, SA, con cuya división de exteriores trabajaba Alein Veille, ha comprado los hectolitros de vino falsamente certificados y ha entregado certificaciones verdaderas a los productores franceses que se habían visto afectados por la estafa. Al mismo tiempo, la compañía ha denunciado al súbdito francés y a su socio como presuntos responsables de la estafa. "Se ha mantenido el silencio desde que se descubrió el caso para no crear una situación de tensión y no dar la imagen de que el sector vitivinícola español entraba en la Comunidad Europea con estafas y escándalos", afirmó el gobernador civil de Gerona, Pere Navarro. "La estafa. seguirá ahora la vía judicial, pero era necesario arreglar antes la cuestión con los productores franceses afectados, porque la compra de vino español de baja calidad puede ser una operación de muchos hectolitros y no podía enviarse al traste por una cuestión de mala imagen", añadió el gobernador. La alcoholera de Vilajuiga, por su parte, se ha desentendido del contrato de venta firmado con Alein Veille a través de un acta notarial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de agosto de 1987.

Lo más visto en...

Top 50