Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESQUIPULAS 2

Alto el fuego y democratización

Washington

El nuevo plan de paz presentado por Estados Unidos consta de seis puntos:1. Negociación de un alto el fuego inmediato en términos aceptables por todas las partes y que sea sometido a la verificación de la Organización de Estados Americanos (OEA) o un grupo internacional de observadores. Cuando entre en vigor, EE UU suspenderá toda ayuda militar a la resistencia y Nicaragua dejará de recibir asistencia militar de Cuba, la URSS u otros países comunistas.

Suspensión inmediata de la ley de emergencia en Nicaragua y restablecimiento de todos los derechos civiles y libertades. Creación de una comisión independiente, multipartidista y concertada para asegurar elecciones libres. En el plazo de 60 días, fijación de un calendario y del procedimiento para los comicios.

2. La retirada del personal y asesores militares extranjeros de Nicaragua y de sus países vecinos que superen las necesidades normales y legítimas será tema de negociación entre las naciones de la zona. EE UU suspenderá sus maniobras en Honduras una vez entre en vigor el alto el fuego.

3. Negociaciones entre EE UU, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua sobre la reducción de los Ejércitos de la región. Restablecimiento del equilibrio militar regional y garantías de seguridad contra el apoyo exterior a las fuerzas rebeldes, además de cláusulas de verificación y cumplimiento. EE UUU mantendrá discusiones con los Gobiernos de la región, incluido el de Nicaragua, sobre temas de seguridad. Un acuerdo regional sobre estas cuestiones será negociado en el plazo de 60 días, a menos que se prorrogue por acuerdo mutuo. Se invitará a la OEA a firmar y ser garante del acuerdo.

4. Establecimiento de un plan de reconciliación nacional y de diálogo en Nicaragua, incluida una anmistía para los excombatientes y derechos políticos iguales para todos.

5. Plan para el aumento del comercio y de la asistencia económica a largo plazo para los Gobiernos democráticos de Centroamérica, en el que Nicaragua podrá participar.

6. El proceso negociador empezará inmediatamente y estará concluido el 30 de septiembre de 1987. Si la resistencia nicaragüense o fuerzas bajo su mando se negaran a participar en este proceso, obstruyendo a propósito su progreso, o violaran sus términos, EE UU suspendería toda ayuda. Si, debido a acciones del Gobierno nicaragüense o fuerzas bajo su mando, no progresa la negociación, o si no se cumplen sus términos, condiciones o plazos, las partes interesadas quedarían en libertad de tomar las acciones que consideren necesarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1987